+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

EL LLENO ESTÁ GARANTIZADO CON 68.000 ESPECTADORES

El Atleti se pone a la última

El equipo rojiblanco estrena contra el Málaga el Wanda Metropolitano cinco años después de lo previsto en el primer acuerdo con el Ayuntamiento H El coste asciende hasta los 310 millones de €

 

CARLOS F. MARCOTE
16/09/2017

Fue Ruiz Gallardón, alcalde de Madrid entonces, quien en el 2004 empezó a dar vueltas a la posibilidad de un acuerdo con el Atlético para que se trasladara a La Peineta. Formalizó su iniciativa en la presentación de la remodelación que se iba llevar a cabo en la instalación de la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos del 2012. «El Atlético está abierto a todo y lo que es imposible en cualquier otro club, es posible en el nuestro, pero no es una decisión que se vaya a tomar ahora», dijo aquel 6 de julio de hace 13 años el presidente rojiblanco.

Dos años más tarde, y cuando el proyecto de un nuevo estadio parecía avanzado, las negociaciones entre el Ayuntamiento y el Atlético sobre la venta del Calderón experimentaron un cambio de rumbo decisivo para que La Peineta se convirtiera en la futura casa rojiblanca. Se empezó a buscar una fórmula para ceder al Atlético la propiedad del estadio que no obstaculizara la carrera olímpica, ya para 2016. El COI exige que el estadio sea de propiedad pública, por lo que no podría ser oficialmente atlético hasta después de los hipotéticos Juegos.

Convenio patrimonial

La decisión del COI de conceder los Juegos de 2016 a Río en octubre del 2009 hizo que los problemas quedasen superados, así como el de la convivencia con la pista de atletismo durante esos años, aunque pervivían dudas en torno a la aceptación social de la nueva instalación. Ya se había firmado el convenio patrimonial, las obras empezarían en el verano del 2009 y estarían acabadas en tres años, por lo que el equipo colchonero estrenaría el estadio en la temporada 2012/13.

Por fin, después de distintas vicisitudes relativas a la recalificación de los terrenos ocupados por el Calderón y la cervecera Mahou, la otra parte implicada, y el cambio de titularidad del suelo donde se ubica el nuevo estadio, el Wanda Metroplitano abrirá sus puertas cinco años más tarde para que el Atlético lo estrene contra el Málaga, abarrotado por los 68.000 espectadores que protagonizarán su primer lleno, asegurado también para los de Liga contra el Sevilla y el Barcelona y el de Champions ante el Chelsea.

Una puesta de largo que había quedado nuevamente en entredicho cuando en noviembre del 2014 el Atlético y el grupo FCC, encargado de la construcción, acordaron un nuevo retraso en la entrega para el final de la pasada temporada, mientras la empresa anunciaba la paralización «momentánea» de los trabajos. Nadie creía que no habría nuevos retrasos. Finalmente, el 5 de mayo Atlético y Ayuntamiento firmaron la escritura de transmisión por 60.297.519 euros, a los que hay que añadir los 310 millones que ha costado la construcción. El 21 de mayo, el equipo rojiblanco jugaba su último partido en el Calderón. Última página de una historia que empezó en el 1966.