+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

LA SITUACIÓN BLANCA

Bale no tiene claro haber acabado con los pitos del Bernabéu

El gran gol del galés en Anoeta garantiza su continuidad como titular pero no la recuperación de la confianza de los aficionados

 

Bale pica el balón ante Rulli para marcar el tercer gol del Madrid en Anoeta. - ÁLVARO BARRIENTOS / AP

CARLOS F. MARCOTE
18/09/2017

Gareth Bale puede dar gracias a Isco por el formidable pase que le largó para lanzarle hacia Rulli y marcar el gol que sentenció en triunfo blanco en Anoeta. Si el malagueño no hubiese visto su carrera y la jugada no hubiera tenido lugar, el atacante galés hubiese completado seguramente una actuación muy gris en un partido en el que el Madrid no podía dejar escapar los tres puntos si no quería tener que mirar con catalejo al Barcelona cuando no se han consumido más que cuatro partidos de Liga.

Hasta ese momento, minuto 61, Bale no había colaborado demasiado para que el equipo madridista estuviera 1-2 en el marcador. En ataque, más bien nada. De hecho, se había dejado ver más en tareas defensivas que en las inmediaciones del área que acabó tomando de manera desbocada para marcar un verdadero golazo.

Punto de inflexión
Un tanto que no le asegura en absoluto haber revertido la situación que vive en el Bernabéu en los últimos tiempos, convertido en objetivo preferente de las quejas de miles de seguidores blancos por su actitud y desacierto. Lo saben bien el propio jugador y su entrenador, Zinedine Zidane, que el domingo celebró por todo lo alto su gol, pero también dejó entrever que hasta que lo marcó no había jugado su mejor partido.


Mayoral y Casemiro abrazan a Bale después de marcar el tercer gol en Anoeta / ANDER GUIENEA (AFP)

"Me alegro por él, lo necesitaba. Marcar de esa manera, con una carrera de 70 metros y una definición tan buena. Poco a poco vamos a encontrar a Gareth. Sé que lo puede hacer mucho mejor, pero hay que tener paciencia. Seguro que el gol va a ser un punto de inflexión", afirmó el técnico francés, que hoy volverá a hacer una nueva llamada a la afición para que dispensen un buen recibimiento al jugador el miércoles en el partido contra el Betis en el Bernabéu, en el que volverá Cristiano Ronaldo, una vez cumplida su sanción.

Titularidad garantizada
El castigo al portugués y la lesión de Benzema le quitaron de encima la amenaza de suplencia ante la Real Sociedad y su golazo le garantiza la continuidad. Borja Mayoral volverá al banquillo, pese a que su papel fue mucho más relevante que el del galés en el triunfo en Anoeta. Y Asensio tiene todas las papeletas para acompañar al canterano si el alemán regresa a la formación titular.

Bien hará Bale en poner todo de su parte para que la gente le devuelva su confianza. Si puede ser con tantos como el del domingo, mucho mejor. De momento, intenta aparentar que los silbidos no le afectan. "Estas cosas pasan, esto es fútbol. No puedo hacer nada para controlar eso. Lo único que está en mi mano es seguir trabajando duro y hacer un buen trabajo en el campo para que esas situaciones no se repitan en el Bernabéu", declaró  tras el encuentro.

Algo más tarde, Pedja Mijatovic, exjugador y exdirector deportivo del Madrid, dio a entender en 'El Larguero' que Bale seguirá teniendo problemas en el club blanco. "Por unas cosas o por otras, no se ha adaptado. Eso sí, hoy ha hecho un golazo... ¿Si yo hubiera vendido a Bale? Tendría que conocer más cosas, pero hablándolo con él, puede que sí", afirmó el autor del gol que dio la séptima Copa de Europa al equipo blanco.