+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Deportes

 

OPERACIÓN POLICIAL

La banda que robaba a los futbolistas volvía a Albania después de actuar

Los miembros de la organización desarticulada operaban en ciclos de un mes para ocultar su rastro

 

El centrocampista del Real Madrid Casemiro, una de las víctimas de los robos. - GABRIEL BOUYS

EFE
21/10/2019

La banda albanesa desarticulada por la Guardia Civil sospechosa de asaltar casas de varios futbolistas del Real Madrid y el Atlético de Madrid actuaba en ciclos de un mes para ocultar su rastro: llegaba a España por espacio de unos 30 días, cometía numerosos robos y regresaba a Albania o a un tercer país.

El instituto armado da por desmantelada la organización, especializada en el robo a viviendas habitadas, con la detención de cuatro personas -tres albaneses y un español- y el esclarecimiento de 14 robos en urbanizaciones de lujo de Castilla y León, Asturias y la Comunidad de Madrid, aunque se investiga su participación en otro hechos similares.

Además de hacer "campañas de robos de un mes", detalla la Guardia Civil en un comunicado en el que hace balance de la operación ejecutada la pasada semana, la banda transformaba cada pocos días las joyas y los objetos robados en oro imposible de rastrear a través de un perista de Madrid (A.J.B.), que figura entre los detenidos aunque está ya en libertad con cargos.

ASALTO A JOSÉ LUIS MORENO

El cabecilla del grupo ya era conocido por la utilización de extrema violencia en sus acciones, como el asalto a la vivienda del productor José Luis Moreno en el 2007, por el que ya fue detenido.

En la operación, denominada Habitat Rinia y desarrollada en colaboración con Europol, se han intervenido multitud de efectos robados: joyas, dinero en efectivo, material electrónico y ocho vehículos de alta gama, usados en los sucesivos asaltos tras cambiarles las matrículas.

La investigación comenzó a raíz del incremento de robos en el interior de viviendas con moradores en su interior en distintos puntos de la geografía española, que generaron gran alarma social.

Los agentes se centraron en varios individuos albaneses, muy itinerantes y con gran destreza a la hora de perpetrar sus acciones. Comprobaron las grandes medidas de seguridad que adoptaba el grupo en meros desplazamientos rutinarios y las vigilancias que efectuaba sobre viviendas que podrían ser su objetivo.

ORGANIZADOS EN CÉLULAS

Cada vez que regresaban a España usaban distintos domicilios y vehículos, lo que dificultaba la labor de los investigadores. Los albaneses integrantes del grupo interactuaban además entre sí en forma de células: se relevaban en la comisión de los distintos robos y así se aseguraban la continuidad operativa del grupo en caso de que alguno de ellos fuera detenido.

La operación se ha realizado bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcobendas (Madrid), que ha decretado el ingreso en prisión de los tres detenidos de origen albanés: M.Z., S.Z. y J.A. Se ha dictado además una orden de busca y captura internacional para otro individuo de origen albanés.