+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Deportes

 

LIGA DE CAMPEONES

La batalla elegante entre Madrid y City

Guardiola y Zidane se enfrentan con Europa como tabla de salvación ante una temporada problemática

 

Los jugadores del Madrid bromean en el último entrenamiento antes de recibir al Manchester City. - EUROPA PRESS

ALEJANDRO GARCÍA
25/02/2020

Como el primer contacto con la montaña en un Tour de Francia, los dos partidos del Madrid en cuatro días son de los que no le van a hacer ganar ningún título, pero de los que le pueden llevar a perder todos. Las visitas al Bernabéu esta noche del Manchester City y el fin de semana del Barça se presentan como el primer punto culminante del año para los de Zidane. El panorama para los de Guardiola no es mucho mejor, sin acceso a más títulos este año y con una sanción sobrevolando el futuro.

Antes de recibir al City, Ramos acudió a primera línea mediática ante una semana que recuerda, peligrosamente, a la que terminó con el camino de Solari en el banquillo blanca, cuando quedó eliminado en una semana de la Champions, la Copa y la Liga. Zidane, que sale cada semana, no se metió en ningún charco pese a la excepcionalidad de la situación.

El entrenador del Madrid nunca ha dejado de decir, ni en los mejores momentos, que los malos momentos llegarían y las críticas volverían recrudecidas. Ese momento es ahora: eliminado de la Copa, con un punto en las dos últimas jornadas de Liga y ante un momento decisivo del curso; y él no ha cambiado su discurso.

Halagos mutuos

Ante una expectación inusitada en la sala de prensa del Bernabéu, con las manos levantadas como si se pidiera voluntarios para una excursión en una clase infantil, Guardiola hizo acto de presencia en Madrid con talante conciliador.

Entre los dos técnicos se dedicaron infinidad de piropos. Siempre ha demostrado que es el mejor entrenador, es mi opinión, dijo Zidane. Lo que ha hecho en Europa demuestra la magnitud de este club y que en esta competición no hay nadie mejor que ellos. Es bueno que una persona que representa así nuestra profesión haya tenido el éxito que ha tenido, dijo el catalán.

El foco citizen está plenamente en la Champions, sin opciones en la Premier League (a 22 puntos del Liverpool) y con la amenaza de no pisar Europa en dos años por una sanción. No hay una motivación especial, queremos ganar, eso es todo. Jugamos contra el rey de esta competición, pero vamos a buscar nuestras oportunidades, dijo Guardiola.

Baja de Hazard

El Madrid de Zidane ya ha demostrado esta temporada que puede construir un equipo sólido y fiable defensivamente sin Hazard, pero la baja del belga ha terminado de desatar la depresión blanca: No está contento. Esta mal, es un momento difícil, reconoció Zidane en dos ocasiones. Solo espero que cuando vuelva lo haga totalmente bien, terminó diciendo con algo de cabreo subyacente.

Ramos rehuyó asumir que el equipo vive un mal momento del equipo, refugiado en un pasado mejor: El equipo no ha cambiado, pero hemos perdido. Ante el Levante no estuvimos finos de cara a puerta, pero cuando los resultados no acompañan es fácil hablar. No hemos carecido de ocasiones, es ventajista hablar ahora de falta de gol, argumentó el capitán.

En su propio capítulo de lesionados, el Manchester City tiene más buenas noticias que malas: Sterling y Silva han entrenado con normalidad: Está bien, tiene un físico natural que regenera muy rápido, reconoció Guardiola sobre el inglés. También un Laporte que ya ha jugado minutos en los últimos dos partidos y apunta a titular, aunque se espera alguna sorpresa en forma de emedio de Guardiola para combatir la solidez blanca.