+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FIN A UN AÑO DE AUSENCIA

Bruno Hortelano, el regreso a las pistas más esperado

El plusmarquista español de 100, 200 y 400 metros reaparece este domingo en un atractivo mitin de Madrid. "Para llegar a Tokio, no dejaré nada al azar" , dice el atleta que vuelve en el renovado estadio Vallehermoso

 

Bruno Hortelano, en la última carrera que disputó hace un año en Getafe. - FERNANDO VILLAR (EFE)

LUIS MENDIOLA
22/08/2019

Bruno Hortelano volverá a competir este domingo después de casi un año alejado de las pistas. Las lesiones han traído de cabeza al plusmarquista español del 100, 200 y 400 metros y han retrasado este curso su reaparición mucho más de lo previsto. En los últimos meses, a causa de una tendinopatía del Aquiles, que le ha obligado a ir retrasando su aparición en la temporada al aire libre, hasta el punto de plantearse solo acudir al Mundial de Doha, a finales de septiembre, para correr el relevo largo. Su reaparición será uno de los grandes atractivos del mitin que acogerá Madrid con motivo de la reinauguración del estadio Vallerhermoso, remodelado con capacidad para 10.000 espectadores.

Tengo el cosquilleo que sientes antes de la competición, asegura Hortelano, de 27 años. Desde hace año y medio arrastraba una pubalgia que me impidió correr en la pista cubierta y que, por suerte, está controlada. Ahora ha sido la tendinopatía, así que me he dedicado a un trabajo de fuerza y rehabilitación. He querido volver varias veces, pero a lo largo de los últimos años, ha aprendido a tener paciencia. Al final, en el deporte, lo importante es evitar lesiones graves que te condicionen.

FRENTE A HUSILLOS

Hortelano regresará en el 400, precisamente la prueba que le ha dado más alegrías en los últimos tiempos. En junio del pasado año derribó midiéndose a Óscar Husillos un récord con 29 años de antigüedad en propiedad de Gaietà Cornet y dejándolo en 44.69 segundos. Poco después en el Europeo de Berlín se colgó el bronce en el relevo 4-x400 junto al propio Husillos, Lucas Búa y Samuel García. En el estadio Vallehermoso, que hacía casi una década que había caído en el olvido, volverá a encontrarse con Husillos y con uno de los grandes especialistas de la distancia: el bahameño Steve Gardiner, subcampeón del mundo en el 2017.

Cuando nos sentamos con mi entrenador en diciembre para hablar sobre la planificación para Tokio, decidimos que tomaríamos este año y medio que queda como una sola temporada y ahora hemos estado trabajando la base. Esa es la razón para empezar con el 400., cuenta Hortelano, que admite que le motivaría estar en la salida del 100, que tendrá un cartel de lujo, con Asafa Powell, Mike Rodgers y cinco atletas por debajo de 10 segundos. Soy un corredor de 100 y 200, pero no es este el momento, ya llegará.

PRIORIDAD: LOS JUEGOS

Después se centrará en preparar el relevo 4x400, con un par de concentraciones con sus compañeros, con vistas al Mundial. Mi compromiso con la selección. Ahí lo daremos todos. El objetivo es llegar con el relevo a los Juegos. Y el año que viene ya correré el 100 y el 200. Toda la preparación está pautada al milímetro. Para ir a Tokio, no voy a dejar nada al azar y tampoco voy a arriesgar antes nada. Conozco mi cuerpo. Voy a ir al límite, pero intentado evitar siempre ese riesgo de lesiones para poder estar en los Juegos. Quiero ver cómo va la carrera de Madrid y luego reevaluaremos mi calendario, valora Hortelano, un atleta que tuvo una irrupción volcánica en el atletismo español con el título europeo de los 200 metros en el 2016, cuando la velocidad parecía una asignatura inalcanzable, y que tras los Juegos de Río (donde fue semifinalista) tuvo un gravísimo accidente de coche, en el que estuvo a punto de perder la mano derecha, que lo tuvo dos años largos alejados de la competición.