+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

MUNDIAL DE TRIAL

Las cabriolas imposibles de Bou sobre su moto de trial

El mejor trialero de la historia, poseedor de 21 títulos mundiales, prepara su regreso al Mundial en su campo de entrenamiento de Andorra

 

Las cabriolas imposibles de Bou sobre su moto de trial -

EL PERIÓDICO
16/08/2017

No importa el mes, no importa el año, siempre hay que ver qué está haciendo Toni Bou (Piera, Barcelona, 17 de octubre de 1986), poseedor de 21 títulos mundiales de trial (11 ‘indoor’ y 10 exterior), capaz de liderar y ganar en todos los grandes premios participa y, sobre todo, garantizar el mayor de los espectáculos con su Montesa-Honda de trial. Bou suele decir que es muy difícil inventar algo diferente, "casi imposible", pero lo cierto (y eso queda reflejado en este prodigioso y virtuoso video de uno de sus últimos días de entrenamiento) es que si alguien trata de convertir el trabajo diario y la competición en el ‘más difícil todavía’, ése es Toni Bou (Montesa Honda, 115 puntos), que, a sus 30 años, sigue liderando el Mundial de la especialidad, seguido de un soberbio Adam Raga (TSR, 97), cuando restan aún tres carreras.

"Pensábamos que nunca veríamos algo como Jorge Tarrés", señala Miquel Cirera, manager del equipo de trial Repsol Momntesa-Honda. "Y apareció Dougie Lampkin y, luego, esta bestia maravillosa que se llama Toni Bou. El futuro lo desconocemos, pero tenemos un chico entre nosotros, Jaime Bustos, que tiene una pinta estupenda y, quien sabe, igual nos llevamos aún una sorpresa mayor". Aunque Cirera, más que nadie, sabe que como Bou no habrá otro. Y no por la acumulación de títulos sino por cómo los gana y con qué estilo domina la especialidad.

UN TALENTO INNATO

Bou es un auténtico artista, un equilibrista sobre la moto, alguien que no cesa de idear la manera, no ya de ganar, sino de entrenarse, de ser mejor. De ahí que haya días que, con la ayuda de su tribu de amigos y colaboradores, llegue, incluso, a atarse con cuerdas ‘salvavidas’, como si fuese un trapecista, y tratar de saltar rocas sin el temor de que, si falla, se estrelle.

Quienes lo conocen bien dicen que en Bou todo debe ser perfecto. Primero, un pilotaje innato para pilotar cualquier moto. "Coja lo que coja, le des lo que le des, se convierte en un as en el primer minuto, capaz de hacer lo increíble", cuenta Dani del Valle, que ha trabajado con él. Luego su impecable estilo. "Como yo”, explica el campeonísimo Jorge Tarrés, proviene del trial en bici. Paradas, desplazamientos laterales, estira la moto, conducción con una rueda, no importa sea la delantera o trasera…yo fui el piloto del siglo XX y Toni es el campeón del siglo XXI".

Un durísimo entrenamiento que ahora, como se observa en el video, ha intensificado en lo que se denomina, dentro del parque de aventuras de Naturlandia, en Andorra, ‘el área de Toni Bou’, donde pronto, muy pronto, se inaugurará una escuela de trial para niños. Situado en una cuota de 1.600 metros de altura, el área se ha diseñado especialmente para Bou. Tiene una pequeña cabaña para sus motos y la altura añade un componente más de exigencia física a los ya de por sí duros entrenamientos del campeonísimo.

BUSCANDO LA PERFECCIÓN

"Se pasa el día machacándose. Es un perfeccionista en todo lo que hace. No deja de hacer un ejercicio, un salto, algo que ha ideado de pronto, hasta que no le sale a la perfección y varias veces”, cuenta uno de los muchachos que no se separan de él. Toni sabe que está en el mejor equipo del mundo y, evidentemente, solo se cuida de preparar y pilotar para el ‘team’ Repsol Montesa Honda. “Hubo un momento en que yo, al menos, dejé de pensar en cual era el techo de Toni. Ahora solamente me dejo llevar por su pasión e intento que nuestra fábrica y nuestro equipo le de todo lo neceario para seguir manteniéndose en la cima del trial, que, aunque lo parezca, no es nada fácil".