+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

BALONCESTO

La canasta más difícil del TAU Castelló

Durante el parón por coronavirus, los jugadores reciben un plan individual de entrenamiento a base de movilidad y estiramientos para mantener la forma

 

El preparador físico del TAU, Juanjo Luis, durante un entrenamiento. - TAU CASTELLÓ

MIGUEL MORA
20/03/2020

El coronavirus ha afectado de lleno al mundo del deporte, y el TAU Castelló no ha sido una excepción. Con la LEB Oro suspendida por un mínimo de dos semanas, la plantilla no ha realizado ningún entrenamiento desde que Toni Ten dirigiera el jueves de la semana pasada la sesión que sustituyó al encuentro que debían disputar los castellonenses ante el HLA Alicante y que al final se suspendió tras haberse anunciado en un primer momento que sería a puerta cerrada.

El reto que afrontan ahora los jugadores es el de no perder la forma en la próxima quincena. El preparador físico del equipo azulejero, Juanjo Luis, reconoce que se trata de una misión complicada. «Ninguno dispone en casa de suficiente espacio para un entrenamiento en condiciones, por lo que es difícil mantener el trabajo que veníamos realizando de manera habitual», explica.

Con el objetivo de que todos estén preparados cuando se reanude la competición, Luis ha establecido un plan de entrenamiento básico: «El sábado les envié una relación de ejercicios, empezando por trabajo de movilidad inicial de calentamiento, tanto general como específico para cada uno, con estiramientos y gomas». Esto se complementa «con una serie de ejercicios de fuerza y otros de intensidad, como por ejemplo, realizar saltos muy repetidos y después parar», indica.

Con ello se persigue «mantener el nivel de actividad al que todos están acostumbrados en liga, aunque es inevitable que en dos semanas bajen su nivel». Los jugadores del TAU han recibido, además, «unas pautas de alimentación, sobre todo para que se controlen ahora que baja su carga de actividad física».

El gran inconveniente es el del entrenamiento con balón. «Al no disponer de espacio para, por ejemplo, ensayar un esprint, tampoco se pueden entrenar movimientos defensivos o algún tipo de estrategia, por lo que todo lo referente al trabajo en equipo tendrá que esperar a que la situación se normalice y podamos volver a las canchas», señala Luis. Eso sí, algunos de los jugadores están aprovechando este periodo para revisar sus partidos de esta temporada en vídeo e, incluso, hay quien ha optado por regresar a casa con su familia.

Además, el cuerpo técnico mantiene el contacto diario con todos los jugadores.