+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Castalia, del sopor al sofocón

El Castellón pierde incomprensiblemente un partido infumable a 35º que no mereció ganar, pero tampoco perder

 

JUANFRAN DE LA OSSA
05/09/2016

El Novelda frustró el regreso del Castellón a Castalia (0-1). Le bastó con una ocasión, un único remate entre palos en la calurosísima tarde, para llevarse un partido que los albinegros no merecieron ganar, pero ni mucho menos perder. Después del buen despegue de hace dos semanas, ahora un frenazo en seco.

La renovada propuesta futbolística de Frank Castelló topó de bruces con la realidad. Y con Castalia, donde los rivales encuentran ese caldo de cultivo, esa acidez que provocan las seis temporadas en Tercera División para tener mucho ganado. Los jugadores están obligados a un extra para superar esa adversidad añadida, así que si sale un encuentro realmente extraño como el de ayer, si tu 9 falla una oportunidad inmejorable antes del cuarto de hora... pues al final acaba saliendo rana. Así, pierdes un partido que no mereces ganar, pero tampoco palmar.

¡QUÉ CALOR! // Si el público sufrió los efectos de la ponentà que disparó los termómetros por encima de los 35º, imagínense los jugadores. El encuentro discurrió a tan bajas revoluciones, que casi llegó a calarse. Aburridísima primera parte, aunque Fonte pudo despertar al personal de su amodorramiento cuando no acertó a definir con éxito un mano a mano con el portero visitante, tras impresionante pifia del central Carlos. ¡Increíble que no acertara con toda la portería para él! Un disparo lejano y blando de Abraham a las manos de Alberto y un gol anulado -nada que objetar- de Chema, demasiado adelantado, fue lo poco reseñable en 45 minutos que el público (escaso: por debajo de los 2.000 espectadores), a falta de fútbol para mantenerse entretenido, recurrió a los manidos cánticos en contra de David Cruz, ausente por otro lado.

AL RALENTÍ // Castelló, aunque tenía la opción, no repitió el once del estreno liguero, hace ya dos semanas en Onda, al dejar en el banquillo a Guille Vázquez, en beneficio de un duro Enrique, que no estaba disponible para la jornada inaugural por sanción. El entrenador de Bocairent se pasó todo el rato pidiendo más velocidad a los suyos, que actuaban al ralentí. Imposible, ante la atmósfera asfixiante a pie de campo. El paso por el vestuario, principalmente para refrigerarse, no varió ni un ápice el ritmo (o la falta de él) de un infumable partido.

Una contra en la que Yagüe escogió mal sobresaltó al público de las cabezadas que ya daba. En esas, Castelló buscó soluciones a pares: Juanfran por Ramos y Armando en lugar de Yagüe.

El Castellón fue inclinando el pulso, ya de forma perceptible ante un Novelda que hizo huelga en ataque. Pero la tarde estaba así: el lateral izquierdo Pagán centró desde la línea de fondo y Mikel Uriarte, el hermano del tristemente recordado Jon Uriarte, desvió suavemente la pelota a la red (min. 71), haciéndose un hueco entre Enrique y Arturo.

SIN RESPUESTA // Castelló mantuvo el cambio que ya llevaba minutos gestándose y quitó a un irreconocible Fonte por Víctor Pino, que casi empata al poco. Más clara la tuvo Javi Zarzo, después de una parada de Zagalá a Jordi, en un epílogo frustrante en el que los albinegros adolecieron de paciencia y remate. Los minutos fueron desintengrándose para dar paso a la primera derrota desde finales de marzo. H