+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

la crónica del cd castellón

El Castellón no tarda en presentar su credencial

El gol de Kike Ferreres, en el 77’, alegra el estreno de los ‘orelluts’

 

Javi Serra felicita a Kike Ferreres, después del tiro que superó al meta Juanma. - LA OTRA FOTO (SERVICIO ESPECIAL)

REDACCIÓN
28/08/2017

El Castellón empieza como toca: ganando. Presentando su credencial, no solo de favorito a los play-off, sino al primer puesto, con una victoria en casa del Elche B (0-1). Puede que el filial franjiverde no esté al nivel de ese abarrotado vagón de aspirantes a la zona noble, pero sí dará guerra, como ayer demostró en la Ciudad Deportiva Díez Iborra, donde los albinegros empezaban a contentarse con el reparto de puntos hasta que Kike Ferreres agarró la moto y con una precisa pared con Cubillas, se plantó ante Juanma para, a menos de un cuarto de hora del final, convertir en satisfactorio el arranque liguero.

Este verano ha cambiado la faz del Castellón, pero el ingente trabajo de estos ya más de dos meses y medio se difumina, si no se corroboran con resultados. No es que hubiese miedo al estreno, pero qué duda cabe que, con victorias, todo es mucho mejor. La conclusión del encuentro disputado a la sombra de las palmeras apuntaba a que un reparto de puntos tal vez hubiese sido lo más justo, pero la nueva dirección deportiva ha fichado a futbolistas determinantes incluso para el lateral izquierdo. Kike Ferreres decidió la contienda en una acción que reúne lo mejor de un 3: potencia, determinación y definición de 9.

DUREZA DE LOS LOCALES

El Elche B planteó enormes dificultades. Se trata de otro equipo que tiene poco que ver con la pasada temporada, incluso su remodelación es mayor. Así, presentó un once plagado de jugadores que acaban de dejar atrás su etapa como juvenil, buenos peloteros pero con el carácter insuflado por el que hasta hace poco era un mediocentro de rompe y rasca como José Luis Acciari. Sorprendió la dureza de algunas acciones, como la que, mediada la primera mitad, le costó la amarilla a Óscar Gil.

Castelló, seguro que a la espera de que Dealbert esté en una condición óptima, aparcó el sistema de tres centrales y apostó por un 4-4-2. Después de 10 amistosos, su primer once ofreció pocas sorpresas, con Zagalá bajo palos; Luismi Ruiz y Kike Ferreres en los laterales, más la pareja Enrique-Arturo (ambos, pese a que han tenido un verano con molestias) completando la retaguardia; por delante, Ximo Forner y Marenyà en la sala de máquinas, con Javi Serra y Juanjo en los costados; e Iván Sales y Cubillas en punta.

Los dos contendientes salieron con bríos, seguro que por las ganas guardadas tras una pretemporada que, por obra y gracia de la federación valenciana, se alargó una semana más para empezar a competir a finales de agosto. Con todo, el Elche B tuvo una eficaz puesta en escena, sin dejar de maniobrar a los orelluts. Aunque sin grandes ocasiones, empezaron a probar fortuna, como Jero, Georgi y Samba, que dispararon, con más intención que tino.

OCASIONES VISITANTES

Superado ese tramo inicial de la matinal, el Castellón se reequilibró y solventó uno de sus problemas, la excesiva distancia entre líneas. En el minuto 34, Iván Sales y Cubillas por fin pudieron encontrarse, hasta el punto de que éste superó a Juanma, pero al árbitro invalidó la acción, por posición antirreglamentaria. Enrique, peligroso en sus incorporaciones a balón parado, conectó un cabezazo, tras un córner, que no se fue excesivamente desviado, casi como colofón al primer acto.

Como en el arranque del partido, el Elche B volvió a poner en aprietos al Castellón a su regreso del vestuario. Álex Espinosa, un incordio en sus cabalgadas por la izquierda, generó situaciones de superioridad que, por fortuna, quedaron sin consecuencias. Como una acción embarullada en el que Vázquez casi marca pero Zagalá, milagrosamente, mantuvo las gafas en el marcador.

Le tocó a Castelló empezar a mover el banquillo. Si el once ya era de lujo, tenía a su lado a futbolistas capaces de aportar recursos y soluciones. Lo cierto es que en ese momento en el que el partido podía decantarse hacia cualquiera de los dos, el Castellón fue mejor. Llegó el esprint de Kike Ferreres, el apoyo con Cubillas y el remate de primeras para, a menos de un cuarto de hora de la conclusión, colocar el 0-1.

PARA CONTENER

El Elche B no dio su brazo a torcer. Para entonces, Castelló ya había sacado a Dealbert, que ayudó a frenar las últimas acometidas franjiverdes aunque, a la hora de la verdad, a Zagalá tampoco se le subieron demasiado las pulsaciones. Los albinegros defendieron bien para sumar los tres primeros puntos.

El Castellón empezó confirmando su claro papel de favorito. Tal vez no en juego ni con una evidente superioridad sobre el rival, pero sí ganando en una primera jornada en la que otros candidatos a los play-off tampoco arrasaron (Olímpic o Eldense también ganaron por 0-1; el Atlético Levante cayó en Alzira).