+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

UN DÉFICIT EN EL SUBMARINO

Cazorla no basta para que el Villarreal sea dueño del balón

El conjunto de Javi Calleja ha cedido la posesión en sus tres partidos de Liga

 

Cazorla ante Lucas Vázquez en el último Villarreal-Real Madrid. - EFE / DOMÉNECH CASTELLÓ

RAÜL BADENES
12/09/2019

Uno de los problemas detectados en el arranque de temporada del Villarreal ha sido el de la pérdida de control en los tramos finales de los encuentros, coincidiendo con la aparición del testigo de reserva en el depósito de Santi Cazorla, el futbolista que más tiene la pelota en el conjunto amarillo... y que mejor sabe qué hacer con ella. El centrocampista que más pases reparte entre sus compañeros (unos 50 por partido) y con mayor eficacia (un 90% acaban con éxito en los pies del receptor elegido). En resumen, el mejor exponente de la «posesión con sentido» que pedía Javier Calleja a sus jugadores en el inicio de la Liga 2019/2020.

Con Cazorla a pleno rendimiento y, por consiguiente, con el balón más tiempo en su poder, el Submarino ha protagonizado sus momentos más brillantes en las tres jornadas que se llevan disputadas. Con frescura, el caudal ofensivo de los amarillos ha sido convincente. Lo fue ante el Granada en una primera parte de segundo acto arrollador; y ante el Levante en unos 60 minutos en los que los de Calleja pudieron haber goleado a los granota. La calidad del Madrid complicó mucho más al Villarreal, pero aun así hubo opciones reales de doblegar a los de Zidane.

PÉRDIDA DE CONTROL

Sin embargo, cuando el oxígeno empieza a escasear en los pulmones del mago groguet es cuando empiezan los verdaderos problemas del Submarino, que no ha podido terminar ninguno de sus tres encuentros oficiales de esta temporada dominando la posesión. El Granada fue el primero en sacar provecho del bajón del Villarreal en los tramos finales. Los andaluces acabaron apretando e igualando un 4-2 que a falta de 20 minutos parecía definitivo. A pesar de la igualdad, el Granada superó al Submarino en minutos con el balón en su poder, un 49% para los de Calleja y un 51% para los nazarís.

La tónica se acentuó en el siguiente compromiso en el Ciutat de València. El Levante acabó con unos datos del 55% y con los tres puntos. Solo la entrada de Ontiveros ya con el 2-1 en el marcador —tras las polémicas decisiones del VAR— devolvió algo de manejo a la medular amarilla, de nuevo en línea descendente con el paso de los minutos y el descenso de protagonismo de Santi Cazorla.

El último encuentro en La Cerámica, ante el Real Madrid, ofreció los que son, de momento, los peores datos de posesión de los de Calleja, un aspecto del juego en el que se basa buena parte del éxito para el actual Villarreal. Los de Zidane rozaron el 60%, apoyados en la salida de Modric en la segunda parte. La ayuda de Zambo Anguissa permitió al Submarino superar los momentos de mayor presión de los blancos e, incluso, afrontar la recta final con ventaja en el marcador. Pero fue insuficiente para sumar la primera victoria del campeonato. Otra vez, una ventaja inicial no se transformaba en tres puntos

LEJOS DE LOS PRIMEROS

Con un 45% de posesión de media, el Villarreal se encuentra de momento bastante por debajo de lo que espera Javier Calleja para conseguir el mejor rendimiento de su equipo. Atlético, Sevilla y Levante, tres de los equipos instalados en estos primeros compases de Liga en la zona de Champions se manejan claramente por encima del 50%. La única excepción entre los clubs que han arrancado más fuertes la temporada es la del Athletic, que ha traducido en dos victorias, un empate y siete puntos unos porcentajes de posesión de algo más del 40%.

ANGUISSA PARA 'LIBERAR' AL ASTURIANO

Javier Calleja podría reformular la alineación base de las dos últimas jornadas de Liga para potenciar la posesión y el despliegue físico del centro del campo durante los 90 minutos y, de paso, aprovechar al máximo las cualidades de su futbolista más clarividente, Santi Cazorla, en posiciones más cercanas al área rival y menos sacrificadas defensivamente.

El despliegue físico del camerunés es una de las alternativas que tiene Calleja para dar solidez a la medular

Una de las opciones que tiene en el actual fondo de armario del equipo es la del regreso a la titularidad de Zambo Anguissa, suplente ante el Levante y el Real Madrid tras arrancar la competición entre los once de inicio frente al Granada. El internacional camerunés es el perfil de centrocampista que puede abarcar mas campo dentro de la actual plantilla del Submarino. Sus buenos minutos ante el Madrid podrían abrirle las puertas del once ante el Leganés, bien al lado de Cazorla o de Iborra. En este último caso, el asturiano podría adelantar su posición a una de las bandas (en un 4-4-2) o a una de las plazas de la mediapunta (si Calleja apostara por un 4-2-3-1).

Otra de las bazas con las que cuenta el entrenador del Submarino para mejorar el porcentaje de posesión de balón es la de Javier Ontiveros, un jugador con la calidad suficiente para mantener el balón y ayudar a Santi Cazorla en la tarea de manejar los tramos finales de los partidos, en los que a los amarillos ya se les han escapado siete puntos tras ir por delante en el marcador.