+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VILLARREAL CF

La Cerámica, punto de partida

El Submarino se mentaliza para la ‘finalísima’ de mañana ante el Ahtletic, donde solo vale ganar

 

ISMAEL MATEU
19/01/2019

Mañana comienza la segunda vuelta del campeonato liguero para el Villarreal CF, club que cuenta con uno de los ocho presupuestos más importantes de una de las dos mejores ligas del mundo —junto con la Premier—. Si en verano alguien hubiera vaticinado que antes de arrancar la vigésima jornada el Submarino estaría penúltimo, a cuatro puntos de la permanencia, le hubieran tildado de loco. Pero es la cruda realidad.

La dinámica por la que atraviesa el conjunto amarillo desde que se inició el ejercicio se ha convertido en una constante. Es decir, partidos marcados por la fragilidad defensiva, la mala suerte, los errores ante el marco rival, los empates... y las derrotas.

Una trayectoria que se convierte en más negativa si cabe en cuanto a los números que presenta el equipo como local: solo una victoria y cuatro empates, con cinco derrotas, tras 10 encuentros en casa. Ni con Javi Calleja se consiguió la fiabilidad ni ahora con Luis García Plaza se ha enderezado el rumbo del curso.

Es por ello que el punto de partida para la remontada del equipo pasa por hacerse fuerte en el Estadio de la Cerámica. Y la primera prueba de fuego, casi como de una finalísima se tratara, llega mañana, a la hora de la siesta, cuando a las 16.15 horas el Submarino reciba al Athletic Club, un rival directo, por ahora, ya que está a cinco puntos.

Por tanto, muchos son los factores por los que el combinado groguet debe ganar a los leones si no quiere ver más comprometida si cabe la permanencia.

1. No dejar que el Athletic se escape y siga en zona baja

Uno de los principales motivos por los que se debe conseguir la victoria mañana es el hecho de no dejar que el Athletic se marche en la clasificación y meterlo de nuevo en la pomada por la permanencia. Ambos equipos están distanciados por cinco puntos y un triunfo bilbaíno en La Cerámica alejaría a ocho la distancia con los amarillos. Además, el éxito del Villarreal, que ganó en San Mamés, le otorgaría el golaveraje particular entre ambos.

2. Ganar tras seis partidos oficiales sin lograr la victoria

Parecía que con la destitución de Javi Calleja la llegada de Luis García Plaza iba a suponer una dosis de aire fresco para el equipo, y más cuando ganaron bien al Spartak de Moscú para clasificarse a la siguiente fase en la Europa League. Pero ni por asomo el cambio de entrenador ha supuesto un giro en la dinámica del equipo. Por ahora, son seis los partidos oficiales sin ganar.

3. Recuperar la autoestima

Otro factor a tener en cuenta es el psicológico. Los futbolistas del Submarino distan mucho del nivel que tienen realmente y ello se debe a un bloqueo mental que cada vez es más patente. Recuperar la autoestima se antoja vital.

4. Encontrar la solidez en defensa tras un mal año

En cuanto al juego, uno de los grandes males del equipo es la poca fiabilidad defensiva. No es que al Submarino le hagan demasiadas ocasiones, sino que con muy poco le hacen gol. E incluso se comenten atrás errores pueriles como los penaltis en Cornellà.

5. Desatascar la falta de gol, en especial de los delanteros

Y cómo no, recuperar el gol. El bloqueo mental afecta en especial a los delanteros, a los que les cuesta un mundo marcar, en especial a Gerard Moreno y Carlos Bacca. Ambos son fundamentales y deben recuperar ya la puntería dentro del área para dar un giro a una situación casi límite.