+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

DENUNCIA DE LA FISCALÍA

Cristiano declara ante la jueza

El portugués se enfrenta a una pena de cárcel de entre 15 meses y siete años por presunto fraude de 14,7 milones. El Madrid cierra la 'Champions de verano' con tres derrotas, una en los penaltis, y muchos motivos para la preocupación

 

Cristiano Ronaldo, a su llegada al hotel de Cardiff para jugar la final de la Champions. - AFP / JAVIER SORIANO

ANTONIO MERINO
30/07/2017

La jueza espera a Cristiano Ronaldo, que el lunes deberá responder de la denuncia de la Fiscalía Provincial de Madrid, que le acusa de un presunto fraude de 14,7 millones de euros por la supuesta comisión de varios delitos fiscales cometidos entre los años 2011 y 2014.  La declaración se realizará en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón, el mismo lugar en el que prestó declaración Jorge Mendes, representante del futbolista portugués el pasado 27 de junio por un presunto fraude cometido por Falcao, jugador del Mónaco y al que también representa Mendes.

La cita será a las 11.30 horas y se llevara a cabo a puerta cerrada, lo que impedirá una gran expectación mediática. Más de 125 periodistas tomarán el juzgado para intentar conseguir la foto de Ronaldo entrando en los juzgados e incluso alguna declaración posterior del jugador sobre si definitivamente se queda en el Madrid después de confesar a sus compañeros de la selección portuguesa que se marchaba de España por sentirse criminalizado, lo que publicó el diario portugués ‘A Bola’.

PRISIÓN DE 15 MESES A 7 AÑOS

Según la jueza, los hechos pueden ser constitutivos de delito fiscal, por lo que podrían conllevar penas de prisión. Técnicos de Hacienda evaluaron la situación del jugador portugués y alertaron de que podría tener una pena de prisión de entre 15 meses y siete años. Una vez que Mónica Gómez Ferrer, la titular del juzgado de Pozuelo, escuche la defensa del jugador, que podría llegar a un acuerdo para evitar la cárcel previo pago de una multa de 29 millones de euros. Sin embargo, el diario ‘As’ apunta que Ronaldo negará las acusaciones por lo que no pactará con la Fiscalía pese a esa amenaza de cárcel.

MUCHAS DUDAS EN UN EQUIPO SIN CRISTIANO

También la amenaza se cierne sobre el Madrid de Zidane tras su triste paso por la llamada Champions de verano. Tres derrotas en tres encuentros, una de ellas por penaltis ante United de Mourinho, marcan el dudoso arranque de la pretemporada del conjunto blanco. El agujero en defensa, con ocho goles encajados, y la falta de pegada de jugadores como Benzema son los grandes problemas de un equipo que ha la positiva respuesta de los canteranos y que comienza a contar los días para que vuelva Cristiano.



 

REGRESO DE RAMOS

Ante el Barcelona volvía Ramos al centro de la zaga y su equipo lo pagó. Dos goles en siete minutos dibujaban un oscuro panorama que no arreglaron ni Benzema ni Bale, sino Kovacic y Asensio que lograron el empate antes del descanso. Mención especial merece Bale y su casi nula participación en el juego ofensivo del equipo blanco. En el Madrid se mantiene la esperanza de que Mourinho pueda convencer al jugador galés para volver a ‘La Premier’ y de paso hacerle un gran favor al equipo de Zidane.

MIRAR A LA SUPERCOPA

El técnico francés quiere pasar página y ya pone su mirada en la Supercopa de Europa del 8 de agosto ante el United. “Eso es lo importante”, dijo el entrenador del Madrid, que no ha cerrado los ojos ante el mal arranque de su equipo, que terminó perdiendo con el gol de Piqué en la segunda mitad. “Empezamos muy mal. Nos meten dos goles en siete minutos. Eso significa falta de concentración. No podemos pensar que es otra cosa. La derrota no me importa mucho, pero siempre duele. Hemos tenido momentos buenos, pero globalmente no podemos decir que sea un buen momento para nosotros”, ha afirmado Zidane.

El responsable del banquillo del Madrid ha añadido que se conforma con la plantilla que tiene, aunque ya dejó en el aire que hasta el 31 de agosto “puede pasar de todo”, en alusión a la posible llegada de Mbappé y a la salida de Bale, uno de los señalados en la gira.