+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

SOLIDARIDAD EN LA CRISIS DEL COVID-19

‘#CuentaConmigo’ sigue repartiendo comidas

La furgoneta del Vasco ha suministrado 50.000 raciones en la campaña solidaria, que se prolongará dos meses con diferentes colectivos sociales

 

Colectivos como Cruz Roja, hospitales o sanitarios han recibido la ayuda de la campaña del Villarreal. - VILLARREAL CF

Colectivos como Cruz Roja, hospitales o sanitarios han recibido la ayuda de la campaña del Villarreal. - VILLARREAL CF

J. L. L.
23/05/2020

Incansable, repartiendo sonrisas y comidas. «Ya llega el Vasco», se escucha cada vez que el hombre de negro aparca su coche delante de la sede de los diferentes colectivos a los que el Villarreal CF, con la colaboración del Ayuntamiento de Vila-real, reparte más de 600 comidas diarias. Es Asier, él lo guisa y lo da de comer, ataviado con ese delantal negro y esa simpatía que le caracteriza allá por donde va. La campaña #CuentaConmigo continuará dos meses mas y mantendrá su ayuda a los mas necesitados y a todos aquellos que trabajan para acabar con esta crisis sanitaria internacional del covid-19.

El proyecto empezó hace dos meses, en el peor momento de la crisis del coronavirus, con la propuesta de colaborar, en un momento muy delicado para la sociedad, con la idea de comprar y cocinar alimentos, con la intención de ayudar a unas 200 personas diarias.

Con la ayuda del Villarreal como club, los jugadores del primer equipo, la Fundación Carlos Bacca y el restaurante El Vasco de Vila-real procedieron a comprar alimentos y a preparar comidas para ayudar a distintos colectivos de la localidad.

Durante este periodo de tiempo, #CuentaConmigo ha repartido mas 50.000 comidas en hospitales, centros de salud, Cáritas, Cruz Roja, Protección Civil y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Una ayuda que se va a poder mantener también gracias a las aportaciones del Ayuntamiento de Vila-real,

La furgoneta del hombre de negro sigue repartiendo sonrisas y comidas. «Que viene el Vasco», se seguirá escuchando.