+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

EL ANÁLISIS DE LOS DOS EQUIPOS

El derbi más autonómico

Entre las plantillas del Villarreal y el Valencia hay 12 jugadores nacidos en la Comunitat Valenciana

 

Raúl Albiol, uno de los representantes valencianos, durante la sesión preparatoria de ayer en Miralcamp. - VILLARREAL CF

YOLANDA PERIS
26/06/2020

El derbi de este domingo en el Estadio de la Cerámica será uno de los que mayor carácter autonómico tenga de las últimas temporadas. Entre el Villarreal y el Valencia, que se enfrentan a partir de las 17.00 horas, hay 12 jugadores nacidos en la Comunitat Valenciana. Una cifra muy significativa y de la que siete son futbolistas del Submarino amarillo.

La plantilla vila-realense arrancó el curso 2019-20 con seis jugadores autonómicos, a los que se sumó otro más en el pasado mercado de invierno. Comenzaron la temporada Mario Gaspar (Novelda, 1990), Raúl Albiol (Vilamarxant, 1985), Pau Francisco Torres (Vila-real, 1997), Vicente Iborra (Moncada, 1988), Bruno Soriano (Artana, 1984) y Moi Gómez (Rojales, 1994). Pero en el mes de enero el Villarreal aumentó la presencia de jugadores de la tierra en su plantel con la llegada de Paco Alcácer (Torrent, 1993).

A medio camino entre el Villarreal y el Valencia está Jaume Costa (València, 1988). El lateral pertenece al Submarino hasta junio del 2021, pero hasta que acabe esta temporada está cedido en el equipo que dirige Albert Celades. Como compañeros tiene a Jaume Doménech (Almenara, 1990), José Luis Gayà (Pedreguer, 1995), Carlos Soler (València, 1997) y Ferran Torres (Foios, 2000).

Siete ‘groguets’ / El hecho de que el Villarreal cuente en sus filas con siete futbolistas nacidos en la Comunitat Valenciana no se producía desde la temporada del debut en Primera División, la 1998-99. En aquella campaña, los jugadores valencianos eran Andrés Palop (l’Alcúdia), Robert Fernández (Betxí), David Albelda (Pobla Llarga), Quique Medina (València), Pascual Donat (Ontinyent), Pep Serer (Quart de les Valls) y Javi Sanchis (Foios).

De todos ellos, tan solo un representante de la provincia de Castellón. Una circunstancia que, con el paso de los años, ha sido complicado de ver, pero que volvió a tener lugar el pasado lunes en el encuentro contra el Sevilla, cuando Bruno Soriano saltó al terreno de juego tras superar su particular calvario de más de tres años por una lesión.

Y es que en ese preciso momento, el centrocampista de Artana coincidió sobre el verde de La Cerámica con Pau Torres. Dos canteranos nacidos en la provincia de Castellón y juntos en el equipo catorce años después, ya que la última vez que se dio esta circunstancia fue en la temporada 2005-06, en la que coincidieron en la jornada 35 en la visita al Getafe los jugadores de Vila-real, César Arzo y Héctor Font.

Anteriormente, aunque en la plantilla del Villarreal sí había futbolistas provinciales, estos no llegaron a coincidir. Pau Torres no compartió vestuario con el castellonense Pablo Fornals las temporadas pasadas en los partidos de Liga, como tampoco lo había hecho con Bruno hasta ahora. Es más, se dio la curiosa situación de que Fornals salió del campo por un desmayo en un partido de la temporada 2017-18 frente al Athletic, lo que le llevó a ser sustituido a los diez minutos y en ese partido Pau Torres jugó la segunda parte.