+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

«El calor humano que recibes en Castelló no tiene rival»

 

Marita Pons, del Club Multiesport El Castellet, luce su medalla de ‘finisher’. - MEDITERRÁNEO

Mayte Blanc, del Stadium Casablanca, entrando ayer en meta. - MEDITERRÁNEO

MIGUEL MORA
17/02/2020

Las corredoras populares Mayte Blanc Cera (14 de febrero del 1977, Monzón (Huesca) y Marita Pons Pons (6 de abril del 1954, Castelló de la Ribera) han hecho historia en el Marató BP Castelló, ya que son las únicas mujeres que han completado las diez primeras ediciones de la prueba.

--¿Qué les llevo a participar en el primer Marató BP Castelló?

--Mayte Blanc: Ese mismo año había corrido en San Sebastián mi primer maratón. Como venía de medias y carreras cortas fui despacio y mi entrenador, Javier Barros Arbex, que me inició en este deporte maravilloso, me echó la bronca porque pensaba que podía haber hecho más. Así que dos semanas después corrí en Castelló y bajé una media hora. De aquellos inicios viene el ponerme Madonna en el dorsal: no tenía ropa deportiva y como había ido a un concierto de Madonna, iba con un minishort y una camiseta del recital, y en el gimnasio los monitores me llamaban Madonna.

--Marita Pons: Aunque empecé a correr en el 1984 no me atreví con el maratón hasta el 2010, cuando corrí el de Barcelona. Para mí el de Castelló también fue el segundo y me sirvió para conocer mejor la ciudad.

--¿Por qué han participado en la prueba año tras año?

--Mayte: Al principio fue un poco por casualidad, como un año en el que tenía previsto correr el maratón de Nueva York y como se suspendió vine a Castelló. También he repetido porque me gusta mucho el ambiente, y cuando nos hicieron un homenaje a los finishers de las cinco primeras ediciones ya decidí que intentaría no fallar ningún año.

--Marita: Ha habido varios años que he hecho tanto el maratón de València como el de Castelló. Aquí siempre vengo con mi compañero del club Multiesport Castellet Vicent Sala, y a veces con otros miembros del club, pero nosotros dos no fallamos nunca.

--¿Qué creen que diferencia este maratón del resto?

--Mayte: La organización es impresionante, no tiene nada que ver con otros maratones que he corrido, y está el público y el despliegue de animación. Cuando acabas te tratan como a una reina y ese calor humano se nota.

--Marita: Una de las cosas que más destacaría es el avituallamiento, lo cuidan mucho y ahí superan de largo a València. Durante la carrera puedes reponer geles a menudo, cosa que en otras pruebas echas de menos.

--¿Con qué edición se quedan?

--Mayte: Con la que hubo hace unos pocos años en la que se podía sacar mínima para los Juegos Olímpicos, así que hubo muchos atletas de nombre, un ambiente especial y más público. También gusta correr con los buenos, te sientes más importante. Y la sexta edición, cuando hice con 48 años mi marca personal, 3.30.44 gracias a las liebres de 3.30.

--Marita: Me quedo con el último, en el que hice 3.46.00 horas. La verdad es que mis dos mejores marcas en maratón han sido en Castelló, esa y en el 2013, con 3.43.00, mi récord.

--¿En cuál lo pasaron peor?

--Mayte: En la del 2012, la única vez que he chocado contra el muro en 15 maratones. Estaba contenta porque había pasado el km 30, que es cuando te suele dar la pájara, y resulta que me llegó en el 34. Pero entonces me ayudó un corredor de aquí al que no conocía, César Guasch Besalduch, que se convirtió en mi ángel de la guarda. Me dio líquido y gel para hidratarme y me hizo correr detrás suyo para evitar el viento. Así conseguí acabar la carrera.

--Marita: Fue en el 2015. Venía de una operación de rodilla e hice mi peor tiempo aquí, 4.02.00 horas. Pero acabé bien.

--¿Cómo han visto la evolución de la carrera en esta década?

--MB: A mí el cambio de fechas me ha venido bien porque antes había algo de lío con las navidades. La organización es cada vez mejor, el recorrido más rápido y hay más público. Para mí es desde luego uno de los mejores maratones de España.

--Marita: Los dos últimos años son los que la carrera me ha gustado más, sobre todo por el cambio al final del recorrido, que ya no se hace tan repetitivo.

--¿Participan más mujeres?

--Mayte: Cuando yo empecé corrían muy pocas, pero ahora en las carreras cortas, de 5 ó 10 km, casi somos mayoría. Con el maratón aún no se atreven tanto porque hay que entrenar fuerte tres meses y hay muchas obligaciones.

--Marita: Todavía creo que son pocas, si lo comparas con los hombres, el porcentaje aún es bajo.

--¿Cómo suelen entrenar?

--Mayte: El año que mejor me salió lo había preparado durante tres meses, seis días a la semana, uno para rodaje largo y el resto rodajes de una hora, series, cambios de ritmo, cuestas. En realidad el día del maratón es para disfrutar, el maratón de verdad es la preparación anterior que no te puedes saltar un solo día.

--Marita: No suelo hacer planes de entrenamiento, siempre estoy a punto porque hago kilómetros y kilómetros todo el año. Si acaso los dos meses antes hago un día a la semana 35 kilómetros.

--¿Qué consejo darían a quienes corren su primer maratón?

--Mayte: Lo principal es la nutrición durante la carrera. Se habla mucho de que la semana antes hay que cargarse de hidratos de carbono, pero la clave es llenarte de la gasolina que necesitarás durante los últimos 10 km. Hay que beber cada 20 minutos y tomar geles cada 40 minutos.

--Marita: Este año precisamente vinieron mi hija, María, y la de Vicent, Miriam, que se estrenaban aquí en su segundo maratón. Hay que correr sin la presión de una marca, porque tratas de hacer más de lo que puedes y te acabas retirando. Suelo correr por sensaciones y creo que al final la carrera siempre te pone en tu lugar. Si tus pies no van, la cabeza tiene que saber adaptarse.

--Cómo les salió su décimo Marató BP Castelló?

--Mayte: Este año casi no he podido entrenar, así que solo esperaba acabarla, porque la resistencia que has ganado no la pierdes, pero sí el ritmo. Hice 4.34.20.

--Marita: La idea era bajar de cuatro horas, cosa que en València no pude. Y en Castelló lo he vuelto a conseguir, 3.55.13.

Buscar tiempo en otra localidad

Desescalada en Castellón