+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Villarreal B sigue sin carburar

El filial amarillo se afinca en la última plaza de la clasificación al perder contra el Reus por segunda jornada consecutiva

 

E. N.
03/09/2012

Demasiado castigo. El Villarreal B recibió un severo correctivo en su visita al Reus Deportivo, que aprovechó su primera clara ocasión y se replegó para crear peligro al contragolpe. Con este resultado, el filial amarillo sigue en la última posición del Grupo III de Segunda División B sin ningún punto en su casillero y sin ni siquiera haber marcado un gol en las dos primeras jornadas.

El equipo entrenado por Lluís Planagumà dominó la primera media hora del partido con un juego vistoso y de toque que complicó mucho la vida al Reus, que se limitó a defenderse como podía de las acometidas de los amarillos. Pese a ello, el equipo que se adelantó en el marcador fue el catalán. Corría el minuto 33 del duelo cuando un saque de esquina fue cabeceado a la red por Socías sin que Adrián Ortolá, que estrenaba titularidad, pudiera hacer nada y ponía el partido muy cuesta arriba para el segundo equipo del Villarreal.

 

EL SEGUNDO GOL // Poco más tarde llegaría el jarro de agua fría definitivo. Sergio León recogió un despeje del guardameta amarillo y sentenció el encuentro al marcar el segundo gol del Reus Deportiu. El Villarreal B no lo había hecho tan mal en los primeros 45 minutos como para ir 2-0 perdiendo al descanso, pero así es el fútbol.

En la reanudación, el partido fue muy trabado. El equipo entrenado por Planagumà intentó hacerse con el dominio del balón para crear peligro, pero realmente fue el Reus el que pudo ampliar su renta jugando al contragolpe. El tercer y definitivo gol fue obra de un viejo conocido de la parroquia amarilla.

 

VIEJO CONOCIDO // El exjugador de la cantera del Villarreal y exdelantero del Borriol, Rubén Fonte, aprovechó una gran asistencia de Taranilla para hacer inútil la estirada de Adrián Ortolà firmando el 3-0 que finiquitó un duelo con más historia de lo que refleja el marcador final.

El Villarreal B intentará resarcirse de las dos primeras derrotas de la temporada el próximo fin de semana, justo cuando reciba la visita del Gimnàstic de Tarragona en el Mini Estadi de la Ciudad Deportiva. Un recién descendido de Segunda Divisió que tampoco ha empezado nada bien la campaña, ya que el conjunto catalán tan solo ha sido capaz de sumar un punto en los dos primeros duelos. Además, viene de caer por la mínima contra el Espanyol B en la jornada de ayer. El filial amarillo necesita una alegría para resurgir. H