+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SEGUNDA DIVISIÓN B

De experimento a imprescindible

Muguruza llegó al Castellón como un extremo con gol y se ha convertido en un lateral de futuro

 

Muguruza controla el balón ante la presión de dos defensores del Badalona, en el último partido en Castalia. - FERNANDO GIMENO

DAVID RAMÍREZ
26/03/2019

Una pieza insustituible en el puzle de Óscar Cano. Joseba Muguruza (11 de enero de 1994, Guipúzcoa) es el dueño del lateral derecho del Castellón y una de las debilidades de la grada de Castalia. Su velocidad desmedida y una potencia física superdotada le permiten recorrer los 102 metros del coliseo albinegro en apenas segundos, además cuando llega a la línea de fondo lo hace con mucho peligro.

De hecho, la trascendental victoria orellut en Lleida fue, en parte, gracias al talento del jugador vasco. De sus botas nació la asistencia a César Díaz en el único gol del encuentro. Un balón teledirigido que coló entre el central y el lateral zurdo del equipo catalán y que dejó solo ante el portero al delantero manchego. La acción resultó decisiva en el desarrollo del duelo y en el futuro próximo del Castellón, ya que gracias a esa diana el equipo salió de los puestos de descenso directo casi 200 días después.

EL LATERAL DE CANO / Una irrupción que apareció con la llegada de Óscar Cano al banquillo albinegro. El técnico granadino debutó el 15 de diciembre en la derrota por 2-1 ante el Peralada y, pese a que en aquel encuentro alineó a Mugu como extremo derecho y a Rubén García en el lateral, una semana después ante el Conquense le hizo un hueco junto a los centrales. Decisión que ha mantenido hasta la fecha y que ha propiciado que el Castellón encuentre un carrilero de total garantía para el futuro.

Tras el duelo frente al Lleida, la plantilla presentaba otra cara, mucho más alegre y optimista para el tramo decisivo de la temporada. «Necesitábamos esta victoria fuera de casa, que además es la segunda consecutiva. Ha sido sufrida, pero los partidos hay que saber cerrarlos. Nos lo merecíamos por el trabajo que venimos haciendo y por los excesivos reveses que estábamos sufriendo», aseguró Muguruza.

Un futuro que pasa por el compromiso del próximo sábado ante el Hércules. Los tres puntos serían una enorme dosis de confianza para un grupo de jugadores que ya empieza a ver la luz tras cinco meses de travesía. «La derrota en València (1-0 ante el Mestalla) no sentó bien en el vestuario, estábamos en una situación muy mala, pero sabíamos que no estábamos descendidos. Hemos seguido trabajando y ya estamos fuera del descenso directo. Ahora hay que seguir en esta dinámica, no nos podemos confiar», incidió el vasco.

El de Deba, que cumple su primera temporada con la camiseta albinegra, mandó un mensaje a la afición cara al vital choque ante el conjunto alicantino. «Esperemos que el sábado se viva un ambiente de fiesta en Castalia y que entre todos podamos sumar otra victoria. La afición se merece disfrutar de las fiestas de la Magdalena con otra alegría», subrayó.

Aún quedan ocho finales para lograr la salvación, pero con el compromiso y la calidad de jugadores como Muguruza, el Castellón estará mucho más cerca. Y de conseguirlo, seguro que será uno de los futbolistas que la dirección deportiva contemple renovar para el proyecto del año que viene. Se lo ha ganado.