+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

ciclismo 3 tour de francia (12ª etapa)

Froome muestra su lado humano en Peyragudes

El británico se hunde en los últimos 300 metros y cede el maillot amarillo a Fabio Aru en una etapa que se adjudica Romain Bardet

 

Aru, en el momento de enfundarse el maillot amarillo del Tour. - AGENCIAS

SERGI LÓPEZ-EGEA
14/07/2017

Fueron solo 300 metros, una rampa horrible del 16%, más propia de la Vuelta que del Tour. Fueron solo 300 metros, pero suficientes para que Chris Froome perdiera la careta de candidato único, de ciclista intratable. Y, sobre todo, para dejar la evidencia de que el ciclista fuerte de su equipo –quién sabe si del Tour– no es él, sino un chaval vasco, alavés, de 27 años y que se llama Mikel Landa. Algo más que una ilusión para el futuro.

Hay Tour. Los franceses están felices porque creen en Romain Bardet, vencedor en la cima de Peyragudes (la que acogió la gran etapa de los Pirineos) y los italianos rebosan entusiasmo. Fabio Aru es el nuevo líder. Landa es un gregario y seguramente no llevará galones hasta el año que viene cuando correrá en el Movistar, inicialmente como líder en el Giro, pero lo que haga en este Tour, en los Alpes, puede precipitar su papel en la escuadra telefónica, con un Nairo Quintana que corre sin la frescura del pasado.

EL DILEMA // ¡Que el Sky no tenga que parar a Landa para que Froome gane el Tour! Una imagen que lo dijo todo y que se produjo en la trastienda de Peyragudes. Nicolás Portal, el técnico de la escuadra británica, riñó a Landa, entendiendo que su obligación era esperar a Froome. El español encogió los hombros y todo hizo pensar que le dijo lo mismo que declaró a la prensa: «En un esprint de 200 metros, cuando se está disputando la etapa, no se me ocurrió mirar hacia atrás».

Evidentemente, lo de Froome, que cedió 22 segundos a Bardet y 17 a su compañero Landa, no fue un drama. Está segundo, a solo 6 segundos del líder. Más resignado anda Contador, que cedió 2.15 minutos mermado por las caídas del día anterior y que solo se plantea «ganar una etapa».