+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

Una generación prodigiosa hace tocar el cielo al Esportiu Vila-real

Gran parte de la plantilla que ha logrado el ascenso a Primera Regional ha cuajado grandes temporadas en la cantera

 

JORGE SASTRIQUES
28/06/2016

Por primera ocasión en su historia el Esportiu Vila-real jugará en Primera Regional, lo hará tras una gran temporada en la que no ha tenido rival, siendo campéon del grupo III con 68 puntos (22 V, 2 E, 2 D), cinco más que su más inmediato perseguidor, el Racing Onda y con seis de ventaja respecto al tercer clasificado, el segundo equipo del Segorbe.

El objetivo del equipo marcado desde el comienzo de la temporada no era otro que el ascenso de categoría, desde el club se confíaba plenamente en el nivel de la plantilla, demostrado tanto en alevines, infantiles, cadetes y juveniles durante su proceso de formación en la entidad.

No obstante, pese a cuajar un gran ejercicio, la liga regular estuvo muy apretada en la zona alta de la clasificación, pues el hecho de que el CF La Llosa renunciara a última hora a salir a la competición provocó que un equipo descansara cada semana, con lo que diversos conjuntos arrastraron un partido más manteniendo unas diferencias irreales en algunas ocasiones.

Club de Cantera // La base del club es la cantera, en torno a ella gira toda la entidad, de hecho el amateur hubo un tiempo que no salió a competir debido a la falta de compromiso, por ello se esperó a que se reunieran las circunstancias idóneas para formar un equipo competitivo acorde a Segunda Regional.

Esa plenitud competitiva llegó de la mano de la generación de oro del Esportiu, pues la mayor parte de futbolistas venían de quedar campeones o, en su defecto, pelear por campeonatos en cada una de las categorías inferiores, de ahí que desde la cúpula directiva se confiaba en que los éxitos también llegaran al senior en Segunda Regional este año.

Sin embargo, de cara a la próxima temporada se va a intentar reforzar el equipo para no perder competitividad con el salto a una categoría de mayor potencial. Pese a ello, en el seno del club se conciencian de que en Primera Regional el objetivo será diametralmente opuesto al de este año, conseguir la permanencia.

Cabe destacar la meritoria gestión de un club que hasta ahora únicamente ha contado con los terrenos de juego de la Fundació Flors. El equipo de la Plana Baixa es una escuela que cuenta con 450 integrantes, con lo que ha sido complicado cuadrar los horarios y acoplar a todos los equipos del club, repercutiendo ello también en el equipo amateur.

Sin embargo, desde la próxima temporada varios de sus equipos podrán competir en su condición de locales en la nueva ciudad deportiva de la Vila-real, con ello se descongestionará el uso de los campos Fundació Flors, que disfrutarán en exclusividad. H