+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

REPORTAJE

Girona, tierra de contrastes

El Villarreal encarriló en Montilivi una permanencia en Segunda (1971) y un ascenso a esta categoría (1992) H Las dos últimas visitas, aciagas: eliminado en la Copa (2004) y derrotado en la 12/13 (2ª A)

 

Último precedente. Musacchio, en el Girona-Villarreal de la 12/13. - MEDITERRÁNEO

RAFAEL FABIÁN
15/10/2017

El Villarreal añadirá Montilivi como nuevo estadio que visita en la máxima categoría, aunque es un escenario que conoce bien y en el que ha vivido tanto grandes alegrías como decepciones.

En 1971, el Submarino se vio obligado a disputar un play-off por la permanencia en Segunda División en el por entonces recién estrenado Montilivi. Los amarillos dejaron la salvación bien encaminada al vencer por 1-2, cerrando la eliminatoria a la semana siguiente, ya en casa (2-0).

Curiosamente, repitió el resultado en Girona en 1992, en la promoción de ascenso también a la categoría de plata, en un liguilla completada por Salamanca y Linense, gracias al segundo puesto de los amarillos durante la liga regular. A pesar de que los catalanes vencieron en El Madrigal (2-4), no pudieron impedir que el Submarino encabezase su grupo para conseguir el regreso a Segunda al cabo de 20 años.

De Tercera... a Primera

En liga regular, hasta la temporada 89/90, cuando ambos equipos se vieron las caras en Segunda B (con triunfo, además, de los amarillos por 0-2), todos los enfrentamientos entre Girona y Villarreal fueron en Tercera (década de los 70), a excepción del más reciente, en la 12/13, ya en la categoría de plata. Allí, a orillas del Ter y el Onyar, el Villarreal venció por 0-1 en la 74/75 y empató a dos en la 75/76, perdiendo por 2-0 en la 72/73 y por 3-0 en la 73/74.

El rastro de los Girona-villarreal (y viceversa) no vuelve hasta la temporada 04/05 (entonces en la Copa del Rey) y en la 12/13 (Segunda A). Dos visitas de las que no guarda un buen recuerdo.

En 2004, el Submarino, que por aquel entonces dirigía Pellegrini y que terminaría la Liga en una más que meritoria tercera posición, visitaba a los albirrojos con toda su artillería. En el once, jugadores como Cazorla, Forlán o el actual segundo entrenador, Quique Álvarez. Peña adelantaba al Villarreal, pero, en el último cuarto de hora, los locales, que militaban en Segunda B, daban la vuelta al partido (2-1).

El Villarreal era sorprendido entonces por un rival que militaba dos categorías por debajo y que le apeaba en su primera eliminatoria en el torneo del KO. No le irían mucho mejor las cosas a los groguets en su siguiente visita en el campeonato doméstico.

Cinco años atrás

En la temporada 12/13, la última del Submarino en la categoría de plata, el equipo amarillo llegaba tocado en la 18ª jornada a Montilivi... y se fue prácticamente hundido. El Girona venció por 2-0 y tres jornadas después, tras perder frente al Barcelona B y empatar ante Almería y Xerez, Julio Velázquez era destituido con el equipo en la 10ª plaza. El resto de la historia, con la consecución del, ya la conocemos todos.

Algunos de los actuales jugadores de esa última visita al estadio catalán todavía están en la plantilla. Bruno y Manu Trigueros fueron titulares aquel encuentro, mientras Mario y Jaume Costa calentaron el banquillo visitante durante los 90 minutos. Todos volverán a esta tarde en Montilivi, a excepción del artanense.