+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Deportes

 

TALÓN DE 120 MILLONES DE EUROS

Griezmann paga la cláusula de rescisión y ya es jugador del Barça

El delantero se convierte en el segundo fichaje más caro de la historia del club azulgrana El francés tiene ahora en el Camp Nou una cláusula de rescisión de 800 millones

 

Imagen de Griezmann con la que el FC Barcelona ha hecho oficial el fichaje. - FC BARCELONA

Marcos López
12/07/2019

Antoine Griezmann ya es jugador del Barcelona. Con un año de retraso, pero el delantero francés llega al Camp Nou después de que el abogado del jugador se personara este mediodía en las oficinas de la Liga de Fútbol Profesional y pagara los 120 millones de euros que fijaba su cláusula de rescisión con el Atlético de Madrid. Un pago al contado, tal y como exigía el equipo rojiblanco.

Se convierte así Griezmann en el segundo fichaje más caro de la historia azulgrana solo superado por Coutinho (120 millones más 40 en variables) colocándose, al mismo tiempo, por delante de su compatriota Dembélé (105 millones fijos). Aunque el extremo podría superarlo si se contemplan los 40 millones en variables que pactó el Barça con el Borussia Dortmund en el verano del 2017.

El delantero tendrá ahora una cláusula de rescisión de 800 millones, la más alta de la plantilla por encima incluso de la de Messi, fijada en 700 millones .

CAMBIO DE DECISIÓN

Llega Griezmann al Barça tras tomar la decisión de desandar el camino trazado el verano pasado. Entonces, Messi y Suárez salieron públicamente a ensalzar su calidad aprobando su fichaje para dar un salto de calidad al equipo de Valverde.

Pero en el último instante, el francés optó por quedarse en el Atlético, convertido en el tercer jugador mejor pagado del planeta, al tiempo que cerraba que su cláusula de 200 millones pasara a 120 dejándose una puerta abierta para salir. Una puerta que ha abierto oficialmente este mismo viernes cuando sus asesoser legales presentaban el talón de 120 millones de euros. Deja así atrás la polémica que suscitó su decisión del año pasado, aireada en un documental, producido por Gerard Piqué. Una decisión que molestó al Barça porque se enteró tarde y mal de que Griezmann había rechazado esa primera oferta. A la segunda aceptó.

Pronto se dio cuenta, sin embargo, el francés de que no le salió bien quedarse en el Atlético. No pasó un año. Cruzó el pasado mes de mayo la puerta para marcharse. Antes, en marzo, según informó el club madrileño en un duro comunicado, ya desempolvó el viejo acuerdo con el Barça para terminar en el Camp Nou.

Firmará por cinco temporadas para completar un ataque de ensueño con Messi y Suárez, a la espera de Neymar, lo que permitiría al equipo azulgrana reeditar la fórmula de los '4 fantásticos' que ya usó en su día con Ronaldinho, Henry, Etoo y Messi en la temporada 2007-08. Solo duró entonces un año.

Ahora, Griezmann aparecerá en el Camp Nou con un año de retraso. El Barça, tras la precipitada marcha de Neymar al Paris SG, ya pensó en el delantero francés, pero era entonces inviable su fichaje. Parecía todo hecho el pasado verano, pero su decisión viró de rumbo en el último instante. A la tercera se convierte en jugador azulgrana. Lo quiso en el 2017, pero los 200 millones de cláusula lo hicieron imposible. Lo quiso en el 2018, pero él decidió quedarse. Y ahora, en el verano del 2019, Griezmann llega al Camp Nou.

La presentación podría ser el próximo domingo en el Camp Nou, pero a puerta cerrada porque el césped se está replantando. No tendrá la posibilidad el francés de reunir a los aficionados, como si hizo De Jong, capaz de atraer a 20.000 personas al estadio. Neto, el segundo fichaje del club, ya usó ese formato más austero, sin público, que se repetirá ahora con Griezmann.