+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

6gran relación con los ‘jefes’

Un hombre de club que respeta el trabajo en la base

 

Un hombre de club que respeta el trabajo en la base -

05/02/2018

Si hay alguien con ADN Villarreal, ese es Calleja. Exjugador del club en una de sus etapas más doradas, jugó 115 partidos defendiendo la elástica amarilla. Como entrenador ha desarrollado también toda su carrera en la Ciudad Deportiva, pasando del Cadete Roda al Juvenil, Villarreal B y ahora primer equipo. Entiende por tanto mejor que nadie la idiosincrasia de la entidad y mantiene una gran relación con sus dirigentes.

El entrenador amarillo es un hombre de club que mira por el club a la hora de tomar sus decisiones. Respeta además el trabajo de los entrenadores de las categorías inferiores, consciente de cuáles son las dificultades de los técnicos de la base.

La apuesta por los jóvenes, como se ha podido comprobar hasta ahora, es también una de las características que definen a un Calleja que no mira el carné de identidad a la hora de elaborar alineaciones o convocatorias. Como muestra, en su primer partido como técnico hizo debutar a Ramiro como titular y posteriormente ha apostado por Pau, Chuca o Raba.