+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

CARRERAS DE MONTAÑA

John Kelly gana el ultramaratón más duro del mundo

Es el 15º corredor que acaba la Barkley Marathons en tres décadas. Gary Robbins, segundo, fue descalificado al llegar seis segundos después del límite de 60 horas

 

Kelly (izquierda) y Robinns, al final de la tercera de la cinco vueltas. -

JOAN CARLES ARMENGOL
04/04/2017

Si alguna carrera (por decirlo de alguna manera) merece el calificativo de la prueba más dura del mundo, esta es la Barkley Marathons, que se disputa cada año coincidiendo con el día dedicado en EEUU aMartin Luther King (4 de abril). Se trata de un homenaje al líder negro, y reedita la fuga que protagonizó en 1977 su asesino, James Earl Ray, de la cárcel estatal de Brushy Mountain a través de los intrincados bosques de la zona, en el estado de Tennessee.

La Barkley Marathons se disputa desde 1986 en dos versiones, la corta (60 millas, unos 100 kilómetros) y la auténtica, sobre 100 millas (unos 170 kilómetros) en cinco vueltas que los valientes aspirantes deben realizar sin más ayuda que una brújula. El recorrido incluye un desnivel de 16.500 metros, equivalente a dos Everest.

En tres décadas solo 14 ultra atletas habían conseguido finalizar la prueba. En este 2017 lo lograron dos, pero solo el vencedor, John Kelly, lo hizo en menos de las 60 horas estipuladas como tiempo máximo. Kelly ganó con 59.30.53 horas, decantando a su favor la cerrada lucha con el canadiense Gary Robbins, que totalmente desorientado llegó a la meta en sentido contrario... y seis segundos por encima del límite horario, lo que lo supuso su descalificación sin ningún tipo de piedad.


LAS REGLAS DE 'LAZARUS LAKE'

Era la segunda vez que Robbins participaba en la Barkley Marathons, en el parque estatal Frozen Head en la localidad de Wartburg.El año pasado tuvo que abandonar a mediados de la cuarta vuelta, pero prometió que regresaría hasta poder completarla.

Kelly, por su parte, se convirtió en el 15º corredor capaz de completar la demencial carrera, organizada con mano de hierro, pero a su manera, por Gary 'Lazarus Lake' Cantrell, que le puso el nombre de un colega a la prueba, que tiene un reglamento inextricable. Nadie sabe cuales son los criterios de aceptación de los participantes, y la orden de salida la da encendiendo un cigarrillo Camel, quizá rememorando la fuga de James Earl Ray, que en su caso deambuló 55 horas por el bosque dando vueltas sobre sí mismo dada la dificultad para orientarse.

Solo hay un participante que consiguió acabar más de una vez, Jared Campbell, ganador en tres ocasiones: 2012, 2014 y 2016.