+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

PRIMERA DIVISIÓN 3 UN POLÉMICO APLAZAMIENTO

El Madrid se queja por no jugar ante el Celta y tira fuego con Tebas

El club entiende que el aplazamiento adultera el torneo y se enfada con el presidente de LaLiga

 

Zinedine Zidane dirige el entrenamiento del Madrid el domingo tras no poder jugar el compromiso en Vigo. - EFE

MADRID
06/02/2017

La suspensión del encuentro ante el Celta ha sentado como un tiro en el Madrid. La frustrada posibilidad de atar tres puntos frente a un rival plagado de suplentes por el compromiso de la semifinal de Copa del Rey del miércoles ha puesto de los nervios a los dirigentes del club blanco, que ven cómo el equipo acumula dos encuentros aplazados (Valencia y Celta) y no se vislumbra una fecha para disputar el de Vigo. Mientras, Zidane aprovechó el domingo para organizar un partido con la participación de algunos jugadores del Castilla.

La tarde del sábado fue frenética. Después de ver al Barcelona ganar al Athletic y ponerse a un punto, en el Madrid se buscaron todas las soluciones posibles para disputar el choque de Balaídos el domingo. Desde pedir que se jugara el partido y que se cerrara la grada de Río o incluso hablar de un parte meteorológico que apuntaba una mejoría sensible del tiempo a la hora del choque.

En el club blanco consideraban inadmisible que fuera el alcalde de Vigo el que decretara la suspensión del compromiso de manera unilateral. Hizo falta el informe del Ayuntamiento sobre el estado de la cubierta. En él se apuntaba que las acciones para comprobar la afección del temporal de viento sobre la visera del estadio no se podría llevar a cabo hasta que las condiciones meteorológicas fueran las adecuadas, lo que al parecer no será hasta el martes. Tampoco ese dictamen del consistorio de Vigo tranquilizó al Real Madrid, que ante la falta de un comunicado oficial, pensaba en viajar y disputar su encuentro de la 21ª jornada.

INDIGNADOS CON TEBAS // A última hora de la tarde, el organismo que preside Javier Tebas decidió el aplazamiento del encuentro, lo que agravó la indignación en el club blanco que considera que la decisión adultera la competición. Tebas, que no ha tenido ningún pudor en airear su madridismo, está ahora en el centro de la diana. El Madrid no entiende que se decidiera la suspensión sin que se estudiaran otras soluciones. Ayer, el diario Marca apuntaba el distanciamiento entre el club blanco y el presidente de la LaLiga y dejaba un titular lo suficientemente explícito. «El Madrid sigue indignado y piensa en la Liga europea».

PETICIÓN OFICIAL DEL ALAVÉS // En medio de la confusión, el Alavés se desmarcó pidiendo el aplazamiento de la vuelta de la semifinal de Copa ante el Celta (0-0 en la ida), algo que solicitó ayer formalmente a la Federación Española de Fútbol a través de un correo electrónico. El equipo de Vitoria considera que encara el choque del miércoles en inferioridad de condiciones respecto a su rival. Pese a ello, nada indica que su petición salga adelante por falta de fechas. Tampoco las hay en el caso del Celta-Madrid, ya que si ambos equipos siguen adelante en Europa, solo tendrían el 17 de mayo libre.