+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

Un madrugón que no sentó nada bien

 

13/03/2017

De noche

A diferencia del domingo anterior a Silla, los albinegros fueron en autobús. Eso sí, con un madrugón de aúpa, porque salieron alrededor de las 6.30 horas, de ahí que la mayoría de jugadores tuvieron que levantarse hacia las cinco de la madrugada, aunque los que viven en Valencia y alrededores fueron recogidos en torno a las 7.30 horas. Seguro que lo peor fue la vuelta, con tantas horas y la derrota en las espaldas de los albinegros.

El estreno

No estaba inicialmente incluido en la convocatoria (según había anunciado el club en la tarde del sábado) pero, ante las bajas de Abraham y Marenyà, y después de no jugar el sábado en la Vall d’Uixó con el filial, Calleja repescó a Álex Salt: jugó y se lesionó.

El ambiente

A pesar de los pesares, de la distancia y, sobre todo, del horario tempranero, el Castellón no estuvo del todo solo en el Martínez Valero, con una decena de aficionados orelluts. El de la foto veía el encuentro acompañado de uno de los escasos seguidores franjiverdes.

Liberto Beltrán

El canterano del Castellón y ahora jugador del primer equipo del Elche (hace poco que acaban de hacerle un contrato profesional, del que se beneficiará económicamente la entidad albinegra) acudió al Martínez Valero. Estuvo acompañado, además, por su padre, otro albinegro de pro.

Reencuentro

Álex López (la pasada temporada jugaba en el filial del Elche) volvió a saludar a antiguos compañeros. Para el lateral izquierdo fue un regreso más bien agridulce.

¡Qué recuerdos!

El Castellón, mucho tiempo después, volvía a jugar en el Martínez Valero (el Elche B venía actuando en la Ciudad Deportivo Díez Iborra), estadio con reminiscencias de tiempos mucho mejores. Más de un albinegro lo inmortalizó.