+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TERCERA DIVISIÓN

Más calidad que cantidad

Los contrastados Castells y Herrera, únicos fichajes ‘invernales’ tras no cerrar al portero sub-23

 

Castells, el domingo, en el inicio de su segunda etapa en el Castellón. - SLOWPHOTOS.ES

JUANFRAN DE LA OSSA
01/02/2018

La anunciada remodelación de la plantilla del Castellón en enero, el mes del cierre del mercado en Tercera, según las peticiones de Sergi Escobar, se ha quedado solo en la llegada de los contrastados Marc Castells y Cristian Herrera. Más cantidad que calidad en un desenlace sorprendente, con más despedidas (Nico Pascual-Leone, Javi Zarzo, David Guinot y Rubén Fonte) que llegadas.

No obstante, el club no pudo satisfacer todas las demandas de su entrenador. Escobar pretendía un portero de nivel para que compitiera (no sustituyera) a Alejandro Zagalá. Intentó el regreso de Álvaro Campos aunque, a diferencia de Castells, estuvo lejos de llegar a un acuerdo económico para que el guardameta del Ontinyent volviese a Castalia.

En los últimos días, el Castellón buscó a un sub-23 incluso con alguna cesión, decisión que además no habría alterado el ecosistema del vestuario, al no estar obligado a desprenderse de un jugador no sub-23, después del revuelo causado con las bajas de Nico y Fonte. El Castellón trabajó las opciones de Iván Buigues, suplente esta temporada en el Hércules (solo ha disputado un partido, en la Copa del Rey), pero que jugó 20 la pasada en Segunda B; y también Joan Femenías, también inédito en este curso tras haber sido intervenido quirúrgicamente en septiembre. Ninguna de las dos se pudo concretar.

Con todo, afrontará lo que resta de campeonato con Zagalá (lleva varias jornadas al filo de la suspensión) y Álvaro Unanua, quien se estrenó con el primer equipo en el primer encuentro de este 2018, por enfermedad del titular, en el 2-0 al Elche B.

Por lo demás, Escobar ha preferido aligerar la plantilla para dar cabida a jugadores del filial. David Colomer ya es, de facto, uno más del primer equipo, sin que el almazorense olvide a Amine Bouhou y Jordi Pitarch, a los que también ha hecho debutar.

EXPECTATIVA // Mientras, Escobar, por fin, esta ante una semana en la que recupera más gente de la que pierde y en la que realmente solo hay un descarte: Luismi Ruiz arrastra el esguince en la rodilla del amistoso ante el Cluj.

Ximo Forner ha superado la rotura muscular de principios de diciembre, aunque acusa la lógica inactividad, lo que podría retrasar su aparición en una convocatoria al menos otra semana. Albert Pedra, que cayó lesionado (otro percance muscular) en el último partido del 2017, también da la sensación de llegar justo al Castellón-Crevillente del domingo en Castalia (17.00 horas).

No hay obstáculos para que Colomer (la semana previa al derbi en Almassora estuvo con gripe) y Arturo Navarro (restablecido del golpe en el músculo) estén a disposición de Escobar en un encuentro en el que persiguen la sexta victoria consecutiva.