+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

ALTERACIONES EN EL CALENDARIO TENÍSTICO

Nadal dice no a jugar Roland Garros a puerta cerrada

El mallorquín condiciona su participación en su torneo favorito a la situación sanitaria "Ahora mismo hay que tomar precauciones y ser responsables", afirma el 12 veces campeón en París

 

Rafael Nadal, con el trofeo de campeón de Roland Garros, en junio del 2019. - AP

01/06/2020

Rafael Nadal jugará el próximo mes de septiembre el torneo de Roland Garros si puede hacerlo "en condiciones óptimas de seguridad", según ha defendido el mallorquín en una entrevista a la emisión francesa "Stade 2", en la que expresa su rechazo a la posibilidad de disputar su torneo favorito sin público, a puerta cerrada.

"Si podemos jugar en condiciones óptimas de seguridad, si todo el mundo puede participar, si reúnen esas condiciones, sí, estaré allí, pero ahora mismo hay que tomar precauciones y ser responsables con las decisiones adecuadas para proteger la seguridad y la salud de todo el mundo del tenis", dijo en el canal "France TV Sport".

Interrogado sobre el futuro del torneo, aplazado de mayo a septiembre por la crisis del coronavirus y del que es doce veces campeón, dijo que no piensa en ello "de forma profesional, sino médica". "Me proyecto en un mundo en el que podamos proteger la salud de toda la gente que trabaja en el torneo", señaló.

En forma en el confinamiento

Nadal confesó que no le gustaría que la competición se jugara a puerta cerrada, como barajan hoy día los organizadores, porque "lo que te genera jugar delante del público es algo difícil de encontrar sin público".

Durante los dos meses de confinamiento, explicó, se ha valido de máquinas de musculación para entrenarse y mantener su condición física, y desde hace un par de semanas ha retomado los entrenamientos pero solo un par de días a la semana.

"Es un regreso progresivo, con la máxima precaución, para estar preparado cuando pueda volver a jugar, pero aún no sabemos cuando", declaró, que calificó la crisis sanitaria por la que atraviesa el mundo como "triste" y "desagradable para todos". "No queda más remedio que esperar que la situación mejore", señaló, resignado.