+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

FÚTBOL

El Nápoles desafía al Madrid

El equipo de Maurizio Sarri, amparado en una gran racha, llega decidido a asaltar el Bernabéu

 

El técnico del Nápoles, Maurizio Sarri, segundo por la izquierda, junto a algunos de sus jugadores en el entrenamieno del equipo italiano este martes antes de viajar a Madrid. - AFP

ANTONIO MERINO / MADRID
14/02/2017

Envalentonado y agarrado a esos 18 partidos consecutivos sin perder (12 victorias y seis empates), el Nápoles quiere borrar cualquier huella del actual campeón de la Champions. Su desafío en la ida de octavos en el Bernabéu mañana miércoles (20.45 h. beIN) pasa por ser fiel a un estilo que le permite no perder la estela de la Roma por el segundo puesto del Scudetto y mantener una confianza plena en sus posibilidades de meterse en cuartos de final ante un rival que no puede fallar y que volverá a su dibujo habitual tras los últimos experimentos de su entrenador.

La fase decisiva de la temporada para el Madrid comienza con un choque muy peligroso ante un rival que llega sobrado de confianza y cargado de veneno. Desde el sur, desde la región de La Campania, donde duerme el Vesubio, el Nápoles aparece como un volcán que amenaza con entrar en erupción en el Bernabéu. No pierde desde el 29 de octubre cuando cayó 2-1 en Turín ante la Juventus, el equipo que le birló a Higuaín por 90 millones de euros.


REINA, ALBIOL Y CALLEJÓN 

Ese dinero lo ha invertido en Milik, el delantero polaco que costó 32 millones que llevaba siete goles en nueve partidos antes de romperse el ligamento cruzado de su rodilla izquierda en octubre del 2016, una lesión que ya ha superado. También llegaron Diawara, el pivote guineo-italiano que costó 14,5 millones, el medio centro polaco Zielinski (14 millones) y el central italiano Tonelli (10 millones). Junto a ellos se mantiene el triplete de españoles, conReina, Albiol y Callejón, los dos últimos exjugadores madridistas.

El rendimiento de Callejón, que cumple su cuarta campaña en el equipo italiano, que pagó nueve millones al Madrid por su traspaso, suma 10 goles y 12 asistencias. A su lado, el belga Mertens, que llegó del PSV en el 2013, sostuvo al equipo tras la lesión de Milik y ha alcanzado los 20 goles en 28 partidos. Mezcla a la perfección con Insigne, que lleva siete tantos. Pavoletti, exjugador del Genoa, ha sido la última incorporación en el mercado de invierno (18 millones).

EL 4-3-3 DE SARRI

Sarri tiene la duda de Hysaj, el lateral derecho que sufre molestias musculares. Si no juega lo hará Maggio junto a Reina en la portería, Koulibaly, Albiol, Ghoulam; Hamsik, Diawara, Zielinski; Callejón, Mertens e Insigne. El 4-3-3 que emana de la pizarra de Mauricio Sarri convierte al Nápoles en un equipo con un sello claro de identidad. Quiere el balón, es vertical y no suele abandonar esa idea. “Debemos pensar solo en nosotros, en ser fiel a nuestro juego”, dice Sarri.


PROHIBIDA LA PIZZA

En el club italiano la obsesión por el enfrentamiento ante el Madrid ha llevado al club a prohibir la pizza y el vino a los jugadores, que están a dieta desde el pasado viernes. Su presidente, Aurelio De Laurentis, muy pendiente de sus supersticiones, cambió la equipación del equipo, que ahora tiene más blanco. La que lucirán en el Bernabéu es negra. “El Madrid no es imbatible. Tenemos más hambre que ellos, que lo han ganado todo”, afirma el dirigente italiano.

No comparte esa idea Zidane y tampoco sus jugadores, a los que la Champions siempre les da un plus dentro de ese panorama, a veces sombrío por las carencias en su juego. Todo eso queda al margen cuando suena la música de la competición europea. “En esta competición, a la que queremos mucho, el Madrid siempre es favorito, pero el escudo no te garantiza que vayas a ganar.Ante el Nápoles vamos a sufrir. Es un equipo con mucha intensidad, rápido, con jugadores pequeños, que a mí no me gusta, pero muy buenos técnicamente”, afirma Zidane.

 

RONALDO, RECUPERADO Y BALE, FUERA

El técnico francés es consciente de la necesidad de no encajar gol, pero su equipo tiene preparada su artillería pesada con Ronaldo a la cabeza. El portugués se ha ejercitado este martes con normalidad en una sesión en la que Zidane ha podido contar con toda su plantilla. También con Bale, que se ha quedado fuera de la convocatoria porque como dice Zidane "hay que ir despacio con Gareth".

El técnico francés aparcará sus experimentos para volver al 4-3-3, consciente de la necesidad de lograr una buena renta para el encuentro del 7 de marzo en el infierno de San Paolo. Keylor Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo;Kroos, Casemiro, Modric; Lucas Vázquez, Ronaldo y Benzemaes el equipo que se perfila como titular para recibir al Nápoles.

Pese al peligro del Nápoles, Zidane no cree que el encuentro sea una final para el Madrid. “Es un partido muy importante, pero la final de esta competición es en Cadiff. Vamos paso a paso, partido a partido”, ha afirmado el técnico francés, que ha vuelto a defender a Benzema: “Me duele que critiquen a mis jugadores, pero sabemos que esto es así. A Karim le veo bien, aunque me gustaría verle meter más goles”.