+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Deportes

 

LAS REACCIONES

Los olímpicos de Castellón avalan el cambio de fecha de los Juegos de Tokio

Deportistas, exdeportistas y entrenadores, de acuerdo con la decisión del COI de trasladarlos al 2021

 

Los Juegos se aplazan al 2021. - efe

Yolanda Peris
26/03/2020

Era cuestión de días que el Comité Olímpico Internacional (COI) y la organización de Tokio 2020 anunciaran el aplazamiento de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos al 2021 debido a la crisis sanitaria internacional provocada por el coronavirus. Y el anuncio llegó el martes pasado. Una decisión que ha sido aplaudida a nivel mundial por las delegaciones y, como no podía ser de otro modo, por los deportistas y exdeportistas olímpicos de la provincia de Castellón.

Todos ellos, desde los que iban a participar en la cita de este verano como los que lo han hecho en ediciones anteriores, eran partidarios de que los Juegos cambiaran de fecha al no estar asegurada la salud de los deportistas y, sobre todo, porque no se iba a competir en igualdad de condiciones ya que el calendario se ha visto totalmente alterado por el covid-19 y, a día de hoy, se desconoce cuándo podrán retomarse todas las competiciones oficiales, incluyendo ahí las pruebas puntuables para Tokio 2020.

 «El espíritu de los Juegos Olímpicos es el juego limpio y permitir que atletas de todos los países participen de un evento único e inolvidable, y en la situación actual esto no era posible. Ahora mismo todos estamos unidos por un reto, quedarnos en casa para superar esta enfermedad, y esa debe ser la prioridad de todos: deportistas y aficionados. Es, sin duda, un objetivo común en el que todos podemos y debemos ayudar», comenta Sebastián Mora, el ciclista de Vila-real que tenía asegurada su presencia en Japón este verano tras participar en 2012 en Londres.

Otros deportistas como Pablo Herrera (Atenas-2004, Pekín-2008, Londres-2012 y Río-2016) o Roberto Bautista (Río-2016), llamados a acompañar al vila-realense en Japón y repetir cita olímpica, anteponen de igual modo la salud a cualquier evento y coinciden en señalar que lo primero es «ganar la batalla» a este virus y luego ya habrá tiempo para planificar la temporada deportiva.

 Exdeportistas olímpicos y paralímpicos de la provincia de Castelló como Juan Antonio Orenga (Barcelona-1992), Salvador Meliá (Sidney-2000 y Atenas-2004), Kiko García (Barcelona-1992), Andrés Vera (Los Ángeles-1984), José Vicente Arzo (Atenas-2004 y Pekín-2008) y Marta Linares (Atenas-2004) consideran «acertada» la decisión del COI, apelando a que no se habría competido «en igualdad de condiciones».

 Además de los propios deportistas, entrenadores como Toni Simarro (Londres-2012 y Río-2016) tampoco eran partidarios de que se celebraran aunque consideran que ahora quedan «muchas incógnitas» por resolver: ¿Servirán las mínimas?, ¿cuándo se van a disputar los preolímpicos?, ¿y las becas? Tiempo habrá para que el COI lo decida.

 Sebastián Mora (ciclista)

“El espíritu de los Juegos Olímpicos es el juego limpio y permitir que atletas de todos los países participen de un evento único e inolvidable, y en la situación actual esto no era posible. Ahora mismo todos estamos unidos por un reto, quedarnos en casa para superar esta enfermedad, y esa debe ser la prioridad de todos nosotros: deportistas y aficionados. Es, sin duda, un objetivo común en el que todos podemos y debemos ayudar”.

Pablo Herrera (jugador de vóley playa)

“Creo que, dadas las circunstancias, era la mejor opción para todas las parte. Ahora mismo hay una cosa más sería que el deporte, que es la salud y eso es lo primero: respetar las medidas que adopta el Gobierno y recuperarnos cuanto antes. Luego ya habrá tiempo para falta decir el sistema de clasificación, los torneos que contarán para Tokio y los preolímpicos. A ver cómo se reestructura el calendario para adaptar la preparación al calendario nuevo”.

Roberto Bautista (tenista)

“Es mucho mejor que se disputen los Juegos el año que viene ya que está todo entre interrogantes, y no sólo los Juegos sino la vuelta al Circuito ATP. Hay que tener paciencia porque la salud está por encima de todo. Hay que dejar el deporte un poquito de lado y estar centrados en que este virus no se propague y que la gente se cure. Seguro que hay muchos que lo están pasando muy mal. Después ya volveremos cada uno a nuestras vidas”

Juan Antonio Orenga (exjugador de baloncesto)

“Me parece una decisión acertada porque lo prioritario es la salud de todo el mundo y unos Juegos Olímpicos tienen que ser un motivo de celebración y alegría, y a nivel deportivo todo el mundo tiene que llegar en igualdad de condiciones. Ahora mismo no se puede entrenar, no se pueden preparar las cosas, por eso no había que posponerlos unos meses sino pasarlos al año que viene cuando confiemos en que todo esté solucionado y todo el mundo haya podido prepararse bien”.

Salvador Meliá (exciclista)

“Creo que es la decisión correcta, no por el hecho de que en la fecha no se puedan realizar, que creo que sí podrían haberse realizado, sino por las medidas de confinamiento. Estas afectan mucho al entrenamiento y el rendimiento de los deportistas y, según en qué casos, no podían llegar en condiciones este verano. Es una decisión bien tomada, tanto por la salud como por el espectáculo en sí”.

José Vicente Arzo (exciclista y exnadador)

“Primero que nada está la salud de los deportistas y de todas las personas: voluntarios, público, etc. Después, la igualdad de condiciones a la hora de entrenar y poder llegar en un momento óptimo de forma no se hubiese cumplido si no se hubiera aplazado porque había países que no iban a acudir a Tokio y se restaba importancia a los Juegos y no habría habido igualdad, siendo unos Juegos desiguales e injustos”.

Andrés Vera (exatleta)

“Era lógico que se retrasen aunque pensaba que la decisión se iba a tomar mucho antes. Puedo entender que hay muchos intereses económicos (televisiones, empresas, patrocinios, inversiones…) pero hay un interés que está por encima, que es la salud de la gente y de los deportistas. Es una decisión acertada y el verano del 2021 es una fecha perfecta porque permitiría celebrarlos en las mejores condiciones posibles para toda la sociedad, habiendo superado esta pandemia”.

Kiko García (excicista)

“Cuando se ha tomado esa decisión es porque se antepone la salud y el hecho de frenar la pandemia del coronavirus, y esa es la máxima prioridad de cualquier estamento hoy en día. No obstante, es una gran pena el aplazamiento de los Juegos, sobre todo por el trabajo que han tenido que realizar los deportistas de todo el mundo durante cuatro años para llegar en las mejores condiciones y que se va a echar a perder porque tendrán que prolongar un año más su preparación física. Sobre todo me da mucha pena por ellos porque sé de los sacrificios y el esfuerzo que supone estar preparando unos Juegos durante cuatro años, tanto físico como mental”.

Toni Simarro (entrenador)

“Aplazar unos Juegos Olímpicos no ha debido ser una decisión fácil. Hay que tener en cuenta lo que esto acarrera, no solamente desde el punto de vista de la salud, sino de los contratos de imagen, organización, etc. Pero, ¿a qué nos enfrentamos deportistas y entrenadores? ¿Se respetarán las mínimas? ¿Cómo van a afectar al resto de competiciones los torneos preolímpicos? ¿Se van a mantener las becas? ¿Cuánto tiempo? Estás y otras cuestiones están encima de la mesa y se han de resolver”.

Marta Linares (exgimnasta)

“Para mí es la mejor decisión que el COI ha podido realizar. Ahora es mucho más importante preocuparnos por la salud mundial que hablar de unos Juegos Olímpicos. Cierto es que a raíz de esta crisis, muchos deportes y deportistas han tenido que cesar su entrenamiento y con ello estancar la planificación que les prepara para llegar  con el mejor estado de forma cara a los Juegos. Esto produce una desventaja de la que ya se está hablando en los medios. Y también había aún deportes que tenían que clasificar para Tokio y sus campeonatos deberían ser en mayo. Cosa que es imposible. La parte negativa que veo al cambio es, sobre todo, llegar en un estado de forma óptimo que se tiene que reajustar y que ha de hacerse muy bien para llegar al máximo a Tokio 2021”.