+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

ciclismo 3 TOUR DE FRANCIA (3ª etapa)

Peter Sagan inicia su show particular en el Tour y gana su primer esprint

El campeón del mundo logra el triunfo, mientras que Chris Froome ya es segundo

 

SERGI LÓPEZ-EGEA
04/07/2017

Se le sale un pedal. ¿Qué más da? ¿Trata de atacar Richie Porte marcado por Alberto Contador? Poco importa. El Tour, quizás el mundo entero, sabía que Peter Sagan tenía marcada en rojo la 3ª etapa de la ronda gala, la que cruzó de punta a punta Luxemburgo, la tierra de Charly Gaul y Andy Schleck, y la que encontró una tachuela de poco más de un kilómetro, ya en Francia, cerca de la frontera, para que el campeón del mundo se luciera e iniciase su particular y genuino show.

«¿Presión? ¿Qué es la presión?». Ni la siente, ni la conoce. Con ironía, ya detrás del podio, tras lograr su primera victoria, el hombre que es espectáculo puro, admirado al margen de banderas, bromeaba con el periodista de la televisión francesa que le preguntaba si se había puesto nervioso. ¿Nervioso él? «Yo estoy en el ciclismo porque me divierto», como hace el lesionado Alejandro Valverde y por eso quizá queden muchos, muchísimos años, para que Sagan, ahora con 27 (la misma edad de Nairo Quintana), siga obsequiando al planeta con sus victorias y sus exhibiciones. Ya lleva casi 100 victorias, le han formado un equipo a su alrededor (Bora), jamás ganará el Tour, qué más da, ni la Vuelta, ni el Giro, qué importa. Sagan es el segundo ciclista del mundo mejor pagado, solo superado por Chris Froome y por delante de Quintana, Contador y Valverde.

Gana, o se queda a las puertas, las principales clásicas, triunfa dos veces seguidas en el campeonato del mundo y cuando hay una llegada, da igual que sea en bajada, llana o en subida, corta y explosiva como ayer, allí aparece Sagan para que no se le resista ningún rival y hasta para mantener el equilibro y no irse al suelo cuando se le sale el pedal automático de la pierna derecha.

Una vez más, ayer solo apareció la religión de Sagan, su ley, en el día en el que todos los favoritos se situaron a la estela de Porte y Contador para no ceder un solo segundo con el dato de que Chris Froome ya es segundo de la general detrás de su gregario, el galés Geraint Thomas.