+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

VILLARREAL CF 3 LA CUESTA DE OCTUBRE DEL TÉCNICO AMARILLO

Primer ‘maratón’ de Calleja

Llega la ‘prueba del algodón’ para el entrenador: seis partidos en 18 días para definir las tres competiciones

 

Primer ‘maratón’ de Calleja -

RAÜL BADENES rbadenes@epmediterraneo.com VILA-REAL
17/10/2017

Javier Calleja ha ido pasando con éxito sus primeros exámenes al frente del primer equipo del Villarreal. Sin apenas sesiones de trabajo con sus nuevos futbolistas, el técnico superó sin apuros su debut en Israel, en un encuentro en el que el empate se quedó corto a la hora de premiar el cambio de imagen del equipo. En la Liga, el madrileño ha hecho pleno y ha demostrado que su rombo mágico funciona en casa y a domicilio, a pesar de las dificultades que planteó el Girona en Montilivi, el pasado domingo.

Pero no hay tregua. El jueves vuelve la Europa League al Estadio de la Cerámica, y con el torneo continental el inicio de un auténtico maratón para el Submarino, el primero que deberá afrontar Javier Calleja. En 18 días —hasta el 5 de noviembre, coincidiendo con la visita de uno de sus equipos como futbolista en activo, el Málaga, a Vila-real— el míster debe preparar a su equipo para sacar adelante tres importantes retos que pueden marcar el resto de la temporada.

En primer lugar, sentenciar el pase a los dieciseisavos de final de la Europa League, algo que se conseguirá sumando los seis puntos en el doble enfrentamiento ante el Slavia Praga, el primero dentro de dos días y el segundo dos semanas después, en la capital checa. Además, hacer pleno ante el actual colíder del grupo A llevaría como premio adicional un liderato de grupo que al Submarino se le ha escapado en las anteriores tres ediciones de la competición continental.

En esta serie de encuentros cada tres días, la Copa del Rey también hará acto de aparición por primera vez esta temporada. Los amarillos harán un paréntesis en la Liga y en Europa para jugarse a doble partido el pase a los octavos de final ante la Ponferradina. Anteriores experiencias —con Pellegrini y Julio Velázquez en el banquillo— avisan sobre las complicaciones de esta primera ronda, en la que el equipo de Primera siempre tiene mucho más que perder que el rival: pasar adelante no pasa de cumplir la lógica; lo contrario adquiere tintes trágicos para el club superior, que mediáticamente queda muy castigado en caso de quedar eliminado.

Por supuesto, alcanzar la plaza europea en la Liga es el reto en este maratón de octubre, en el que por primera vez aparece un grande en el camino del Villarreal. Entre la UD Las Palmas —el próximo domingo— y el Málaga, el Submarino visitará el Wanda Metropolitano en la verdadera prueba del algodón para Javier Calleja, que deberá demostrar si sus planteamientos se mantienen firmes ante uno de los equipos que siempre parten con opciones para el título de Liga.

ROTACIONES A LA VISTA 

Esta serie de seis partidos también provocará la aparición de rotaciones por primera vez en la corta etapa de Calleja. El propio técnico las avanzó tras el 1-2 en Girona. Hasta ahora, el nuevo míster ha podido hacer uso de un bloque muy definido gracias al último parón; saber si el madrileño es capaz de mantener el rendimiento cambiando piezas es una de las incógnitas que se mantienen tras el cambio en el banquillo. Otro de los deberes será la defensa de las jugadas a balón parado. Pese a estar sobre aviso, el Villarreal volvió a sufrir en esta faceta el pasado domingo. Seis de los 11 goles encajados en este inicio de temporada han sido producto de las estrategias del rival.

Temas relacionados