+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

Rakitic decide para el Barça un intenso choque en la Catedral

Los azulgrana pudieron haber ampliado su cuenta pero el Athletic también tuvo su opciones

 

El centrocampista del FC Barcelona Ivan Rakitic cabecea el balón ante el guardameta Gorka Iraizoz y anota el gol de la victoria azulgrana. - EFE / LUIS TEJIDO

AGENCIAS
29/08/2016

Un testarazo de Iván Rakitic, a un centro perfecto de Arda Turan, decidió mediada la primera mitad el intenso clásico que enfrentó ayer al Athletic Club con el FC Barcelona en San Mamés. Con este 0-1 en La Catedral, el equipo de Luis Enrique Martínez suma pleno en las dos primeras jornadas de liga, aunque cede el liderato de momento a UD Las Palmas; mientras que los de Ernesto Valverde acumulan las dos primeras jornadas sin sumar y llegan al primer parón liguero en la parte baja de la tabla.

En un choque con mucha entrega del Athletic, que soñó con el empate hasta el pitido final, y más ocasiones, y más claras, del Barcelona, fue una jugada bien hilvanada de los blaugranas la que decidió. En ella, Luis Suárez abrió en profundidad a Arda, que vio el desmarque de Rakitic a la espalda de Mikel Balenziaga y le puso el balón en la cabeza para que fusilara sin mayores dificultades a Gorka Iraizoz.

Fue el único gol del partido, aunque pudo haber habido bastantes más a nada que Leo Messi, Luis Suárez y Beñat Etxebarria hubiesen estado lo finos que acostumbran y que demandaban las buenas oportunidades de las que dispusieron en el choque.

Arrancó el partido ya intenso con el Athletic tratando de complicarle la vida a Ter Stegen y el Barcelona confiando en su portero y en su capacidad para generar ocasiones. La primera ya para el minuto 3, un disparo de Denis Suárez alto desde la frontal y en buen posición de lanzamiento.

Incluso llegaron a marcar pronto los blaugranas, en el minuto 4, pero lo hizo Arda Turam a servicio de Luis Suárez, estando en fuera de juego el uruguayo al recibir el pase de Messi.

Ocho minutos después, en el doce, el Athletic gozó de su gran ocasión para adelantarse en el marcador, aunque Beñat se encontró con la cara del meta alemán después de robarle el balón en un pase de Ter Stegen a uno de sus defensas. Le faltó precisión a Beñat en un disparo franco y no demasiado complicado para un jugador de su golpeo de balón.

El Barça no tenía demasiados problemas para que la pelota llegase a Messi y sus hombres de ataque pudiesen combinar. Lo hizo Luis Suárez en profundidad por la izquierda hacia Turan, que vio la llegada por el otro lado, desmarcado, de Rakitic y le puso el balón en la cabeza para que el croata abriese el marcador.

Se paró el choque con el 0-1 pero un cabezazo alto de Laporte, a saque de córner de Beñat, animó al Athletic ya en la segunda mitad. El partido volvió a escorarse del lado blaugrana, ya sin goles pese a que los locales reclamaron penalti de Rakitic a Muniain. H