+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL PILOTO CASTELLONENSE BRINDA EN ‘MEDITERRÁNEO’

Por un regreso exitoso

Roberto Merhi podría hacer oficial en los próximos días el certamen en el que competirá en su vuelta a los circuitos H ‘Teto’ espera mucho de este 2018 y tratará de volver a demostrar su pericia al volante

 

MIGUEL ÁNGEL SALES msales@epmediterraneo.com CASTELLÓN
02/01/2018

¿Será el 2018 el año del regreso de Roberto Merhi a los circuitos? Todo apunta a que sí, aunque todavía es una incógnita en qué certamen tomará parte el piloto castellonense, que podría hacer el anuncio oficial en los próximos días. Es por ello, que todos sus seguidores deberán esperar todavía un poco para conocer su destino.

Teto continúa sin deshojar la margarita y confía en que se concrete alguno de las opciones que tiene encima de la mesa. Y con el deseo que este sea solo el principio de un exitoso 2018 estuvo en Mediterráneo, donde brindó con el director, José Luis Valencia, deseando a un feliz año a todos los castellonenses y esperando que se cumplan todos los propósitos de estos.

Después de un 2017 en el que apenas ha podido ponerse delante de un volante —sus únicas tomas de contacto han sido cuatro citas de Fórmula 2 (una con el Campos Racing y las otras tres con Rapax) y la prueba de Nurburgring del Mundial de Resistencia (WEC), sin olvidar su participación hace un par de semanas en las 500 millas de Granja Viana—, espera que en el 2018 se le pueda ver más de forma habitual por los circuitos y, como no, pilotando. «Sigo entrenándome como si estuviese compitiendo, porque es muy importante no perder la forma», señala Merhi, que mantiene su pasión por el ciclismo y está aprovechando su poca actividad como piloto para competir en algunas pruebas. Hace unas semanas incluso probó en el ciclocrós, en una cita que tuvo lugar en Vila-real.

Siempre cumpliendo

Ahora, todo apunta a que volverá a centrarse en el mundo del motor, en el que siempre ha cumplido con las expectativas puestas en él y ha demostrado con creces que tiene capacidad suficiente para tener un asiento, incluso en la Fórmula 1. Tanto en Caterham —con el que hizo su debut en el gran circo en los entrenamientos libres—como en Manor, con el que compitió casi todo el Mundial, rindió a un gran nivel, pero debido a los factores económicos no pudo mantenerse tras cumplir su sueño.

También brilló en el Mundial de Resistencia (WEC) la temporada que estuvo en la misma (2016), siendo el mejor de su categoría en las 24 Horas de Le Mans, al firmar la vuelta rápida. Aquello tampoco le sirvió para asegurarse un volante en este certamen, por los mismos motivos que en la Fórmula 1.

Todo apunta a que falta poco para que se conozca su nuevo destino, donde tratará de seguir demostrando su clase.