+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

CICLISMO EN PISTA

Sebastián Mora logra el bronce en Madison

El vila-realense se cuelga la tercera medalla en la Copa del Mundo de Minsk después de acabar en tercera posición junto a Torres

 

Sebastían Mora y Albert Torres posan con su medalla de bronce. - RFEC

AITOR AGUIRRE
04/11/2019

Sebastián Mora culminó un fin de semana exitoso, colgándose el bronce en la modalidad de Madison junto a Albert Torres en la Copa del Mundo de ciclismo en pista celebrada en Minsk, la capital de Bielorrusia.

La pareja española acabó por detrás en la clasificación de los daneses Norman Hansen y Matias Malmberg, que culminaron la carrera con un tiempo de 51:46.778, y de los franceses Bryan Coquard y Florian Maitre.

De este modo, Sebastián Mora puso el broche a sus tres días de competición con un total de tres medallas. El viernes consiguió la plata en la modalidad de puntuación, el sábado se colgó otra plata en Scratch, y la jornada de ayer cerró una excelente participación en la Copa del Mundo con un bronce junto a Albert Torres.

El ciclista de Vila-real valoró positivamente su actuación durante el campeonato y destacó el hecho de conseguir una medalla junto a su compañero: «Este bronce es muy positivo. Lo saboreo más que las otras dos platas porque lo puedo disfrutar con mi amigo Albert Torres. Además, es el final de estos tres días inolvidables. Ahora toca continuar porque quedan dos pruebas de Copas Mundo».

Por su parye, Albert Torres declaró estar muy «contento» por haber conseguido la medalla y reconoció que él y su pareja de competición han mejorado «muchísimas cosas». «Dinamarca otra vez imbatible, pero hemos buscado el momento y la vuelta para meternos en el podio. La semana que viene hay otra Copa del Mundo en Glasgow y hemos conseguido puntos para los Juegos Olímpicos. Ahora hay que disfrutar del momento», apuntó. De esta forma, Mora completó una Copa del Mundo exitosa en Bielorrusia con tres metales en su haber.