+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

EL BALONCESTISTA CASTELLONENSE CRUZARÁ EL CHARCO

El sueño americano de Nicolau

Javier Nicolau abandona el filial del UCAM Murcia para enrolarse en una nueva aventura en el equipo de la Universidad de Minnesota Crookston H El ala-pívot se describe como un jugador «polivalente» y «completo»: «Soy bastante ágil pese a mi altura»

 

El ala-pívot Javier Nicolau, de 20 años, pone rumbo a Estados Unidos para seguir progresando en su carrera deportiva y estudiar márketing. - MEDITERRÁNEO

El ala-pívot Javier Nicolau, de 20 años, pone rumbo a Estados Unidos para seguir progresando en su carrera deportiva y estudiar márketing. - MEDITERRÁNEO

JAVIER AYUSO
25/07/2017

Castellón exporta talento al mundo. La última joya del deporte provincial, Javier Nicolau, cruzará el charco el próximo 15 de agosto para seguir progresando en el mundo del baloncesto. Este ala-pívot, de 20 años y 2,07 metros, aterrizará en suelo americano para enrolarse en las filas del equipo de baloncesto de la Universidad de Minnesota Crookston y competir en la segunda categoría universitaria. «Una empresa de representación envió vídeos de mis partidos a algunas universidades norteamericanas. Se interesaron por mí y al final me decidí a emprender esta aventura», relata el castellonense, sobrino del exjugador de la ACB Emilio Nicolau, del que no solo ha heredado su pasión por el baloncesto, sino también su altura y dominio bajo el aro.

«Recibí alguna oferta el verano pasado, pero decidí seguir un año más en España, a pesar de seducirme la idea de poder jugar fuera del país», reconoce Nicolau. No obstante, tras completar una notable temporada en el filial del UCAM Murcia, promediando 7,7 puntos y 4,7 rebotes por partido, decidió finalmente dar el salto a Estados Unidos. «Tuve ofertas de Illiana y Texas, algunas de primera división. Aun así, decidí ir a Minnesota porque fueron los que más interés mostraron en incorporarme», explica el castellonense, cuyo objetivo es ser importante en su nuevo equipo: «Quiero jugar. Ser un referente en mi nuevo equipo y que así la adaptación sea lo más rápida y sencilla posible».

Los centros universitarios norteamericanos tratan de pescar talento alrededor del mundo. No obstante, no basta con poseer unas condiciones innatas para el deporte, sino que hay que ser igual de bueno en las aulas. «Aprobé sin problemas la selectividad americana. Iré totalmente becado. La propia universidad se hace cargo de mis estudios y de mis necesidades básicas», desvela Nicolau, que se muestra «entusiasmado» por conocer en primera persona el baloncesto norteamericano. «Uno de mis objetivos es ganar envergadura», reconoce el gigantesco jugador.

Formado en el TAU Castelló

Javier Nicolau, formado en las categorías inferiores del TAU Castelló, se define como un jugador «completo» y «polivalente», que destaca por sus aptitudes defensivas y por su versatilidad en la pintura: «Gracias a mi altura, me defiendo bien en el poste bajo, pero también estoy cómodo actuando algo más abierto. Soy bastante ágil pese a mi altura».

El sobrino del mítico Emilio Nicolau, exjugador del Huesca y el Zaragoza, pretende labrarse un nombre propio en el mundo del baloncesto. «Me gustaría dedicarme profesionalmente a este deporte, aunque mantengo los pies en el suelo. Mi único objetivo es hacer un buen papel y lo que venga después ya se verá», concluye Nicolau.