+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

BALONCESTO

El TAU Castelló aspira a mantener su solidez en casa contra el Cáceres

El equipo de Toni Ten recibe al cuadro extremeño con la baja de Juanjo García

 

Toni Ten. -

YOLANDA PERIS
22/11/2019

El TAU Castelló quiere seguir sumando victorias a su casillero y este viernes se le presenta una nueva oportunidad de hacerlo en el pabellón Ciutat de Castelló (21.00 horas) ante sus aficionados. El equipo de Toni Ten está obligado a ganar para mantenerse en la zona media de la clasificación y no tener que mirar hacia abajo más de lo previsto.

«El calendario ha venido así en este primer tramo de la competición. Teníamos partidos difíciles fuera que no hemos sido capaces de ganar y en casa recibimos a rivales similares a nosotros contra los que estamos obligados a no perder», comenta el entrenador ondense en la previa del choque.

En el feudo de la capital de la Plana, el TAU Castelló ha superado a ICG Força Lleida (68-64), Liberbank Oviedo Baloncesto (83-66) y a HLA Alicante (91-85), por lo que esperan poder sumar un nuevo triunfo esta noche ante el Cáceres Patrimonio de la Humanidad. «Estamos bien en casa y son oportunidades que no podemos dejar escapar para seguir en la zona media y seguir creciendo conforme avance la temporada», apostilla el técnico, quien contará con la ausencia segura de Juan José García, a quien le quedan tres o cuatro semanas más de baja. Sobre el rival de esta jornada, la 10ª en LEB Oro, Ten explica: «Llevamos coincidiendo con el Cáceres siete u ocho años y, últimamente, le estamos ganando en casa, así que espero que continúa la racha. Es el rival al que más veces nos hemos enfrentado y este año han hecho muy bien las cosas. Han fichado a Ricardo Uriz, que es el que les da la sensación de control de los partidos, y han mantenido a Rakocevic y Luis Parejo». Pero, sin lugar a dudas, para el entrenador del TAU Castelló el principal cambio se ha producido en el banquillo, con la presencia de Roberto Blanco. «Le ha dado aire fresco al equipo y creo que ahora es mucho más físico y va a ser un partido muy duro», augura el técnico azulejero.