+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

El apunte

El triunfo de un hombre discreto

 

El triunfo de un hombre discreto -

RICARDO LLAGO
13/02/2016

En el sufrido y variopinto gremio de los técnicos abundan los doctorados en el arte de la coartada, expertos catedráticos en rastrear excusas. El árbitro, el césped, el horario, el horóscopo y alguna conspiración imaginaria son los burladeros donde se guarecen las víctimas del pánico y de esta sociedad carnívora que los devora. No faltan los medios afines al poder que, de manera interesada, agitan el rumor e incitan a los francotiradores.

En nuestra liga afloran los magnates podridos de dinero para quienes el fútbol es nego-cio, no pasión; cuentan los balances. Pasan de exhibir sin pudor grandes fichajes a ven-derlo todo y dejar en paños menores a un entrenador. Es el caso de Javi Gracia que, lejos de caer en el fatalismo, desfila por el atolladero sin hacer ruido, sin una queja. Cada vez que cogió lápiz y papel y se inventó un jugador le pasaron la goma de borrar desde los despachos. Y él siguió fabricando un producto altamente competitivo con materiales de segunda y tercera mano, desactivando las crisis antes de que estas empezaran. Gracia es el paradigma del triunfador discreto, siempre alejado de los focos y las bambalinas. H

 
 
1 Comentario
01

Por matrincha 10:25 - 13.02.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El aprendizaje con Garrido, le ha servido de mucho. Cuando uno crece como entrenador con el ENEMIGO VIVIENDO EN SU MISMA CASA, ya está curado de espanto el resto de tu vida. El fútbol y el tiempo pone a cada uno en su lugar y aquel nefasto entrenador que destruyó (casi) lo que la familia Roig había construído en 10 años, va de fracaso en fracaso y el bueno de Javi Gracia (no Xavi como dice algún juntaletras) está demostrando que además de buenísima persona es un gran entrenador. ¡¡¡ Ójala el día que Marcelino no siga (que tarde mucho), Gracia se siente en el banquillo local del Madrigal.