+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

PRIMERA DIVISIÓN 3 BARCELONA-MÁLAGA EN EL CAMP NOU (20.45 horas)

Valverde todavía no se ríe en el Barça, que recibe hoy al colista

«Los primeros 100 días, desde luego, no han sido aburridos», reconoce el entrenador

 

El entrenador del Barça, Ernesto Valverde, en el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva Joan Gamper. - EFE

JOAN DOMÈNECH
21/10/2017

Ernesto Valverde no se deja engañar por la situación idílica que vive ahora el Barça, líder tanto en la Liga como en la Champions. En el tercer mes de competición, no ha olvidado el técnico el primero; la primera quincena, para ser exactos, cuando la doble derrota ante el Madrid en la Supercopa de España anunciaba un negro futuro de su carrera en el banquillo del Camp Nou.

«Ahora que las cosas van bien, nos damos abrazos y todo es muy bonito, pero sabemos que esto se puede torcer por un córner mal tirado», explicó gráficamente Valverde, acentuando su escepticismo ante la momentánea felicidad que planea sobre el club.

UNA CASCADA DE SUCESOS // Él todavía no se ríe, consciente del voluble estado de opinión de los culés. No en vano, le recitaron las vicisitudes que han pasado en los primeros 100 días que lleva en el Barça y tuvo que pedir «para, para» ante la cascada de sucesos, que no acontecimientos, que ha visto. Solo faltaría que al Málaga, el colista de la Liga con un solo punto, se le ocurriera dar la sorpresa en el Camp Nou como tiene por costumbre. El Barça solo le ha ganado una vez en tres temporadas y por 1-0.

«Desde luego, aburridos no han sido los cien días; esperemos que los próximos 100 sean más tranquilos», reconoció el entrenador, contento de que el equipo remontara aquel momento crítico de agosto. Valverde ha procurado esquivar todos los asuntos, aunque alguno, como la marcha del brasileño Neymar, le afectara directamente.

Prudente y desconfiado, Valverde recordó que el Málaga de Míchel despojó al Barça de Luis Enrique de sus opciones de ser campeón la pasada campaña. El nuevo inquilino del banquillo azulgrana no se sentirá el verdugo de Míchel, si el Barça gana y le destituyen.

«Yo también he pasado por momentos difíciles y en estas situaciones lo que tienes que hacer es multiplicarte y salir al campo a morir», analizó Valverde, que antes del entrenamiento daba por descartado a Jordi Alba, que no pudo jugar el miércoles por una sobrecarga en el aductor derecho. En cambio, Luis Suárez, aseguró, mejora de las molestias en la rodilla. El Málaga, por su parte, ha perdido a cuatro futbolistas respecto a la última jornada. Arda Turan recibió el alta pero seguirá fuera de las convocatoria.