+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

APROBADO EL USO DE LA TECNOLOGÍA EN EL FÚTBOL ESPAÑOL

El VAR aterriza en la Liga

Sánchez Arminio confirma que el sistema de videoarbitraje se implementará la próxima temporada 2018-19 H Se aplicará en los goles, penaltis, tarjetas o confusiones de identidad de los jugadores

 

El árbitro y los asistentes de video, durante el partido del Mundial de Clubs de Japón 2016: Kashima-Auckland. - SHAUN BOTTERILL / FIFA

ANTONIO MERINO
16/11/2017

La tecnología aterriza definitivamente en el fútbol español para intentar impartir esa justicia por la que muchos claman. El VAR (videoarbitraje) verá la luz la próxima temporada 2018/19. De esta forma, los goles fantasmas, los penaltis dudosos, los fueras de juego o las tarjetas dejarán de ser un problema. La mítica moviola se tambalea con la llegada definitiva de los medios tecnológicos. Ha tardado, pero finalmente el videoarbitraje se utilizará también en España, la única de las grandes ligas mundiales que aún no contaba con este sistema.

Lo anunció Javier Tebas el martes en los desayunos deportivos de Europa Press y el presidente de LaLiga no se suele equivocar en sus predicciones. Adelantó el nombre del nuevo estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano, y también apuntó que la renovación de Messi está firmada «si no me engañan». En cuanto a la implantación del VAR fue tajante al asegurar que «verá la luz la próxima campaña».

Sánchez Arminio lo confirma

Dicho y hecho. Porque Victoriano Sánchez Arminio, presidente del Comité Técnico de Árbitro (CTA), comunicó ayer a la totalidad de colegiados y asistentes de Primera División que el próximo curso se inaugurará el VAR en la Liga. Antes de eso, se podrá observar en el choque de vuelta de copa entre el Atlético y el Elche, en el Wanda. El sistema también llegará a Segunda División en España, pero no lo hará hasta la temporada 2019/20.

Debate en otras ligas

El VAR, que fue utilizado por primera vez de manera oficial en el Mundial de Clubs del 2016, ya se desarrolla en otras ligas importantes como la Bundesliga alemana o la Serie A del calcio. En La Premier League se utiliza el llamado live technology, que avisa si el balón ha traspasado la línea de portería. La implantación del VAR ha generado polémica en algunos casos. Uno de los problemas que se observa es el tiempo que se tarda en decidir una acción, que no debe superar los dos minutos, pero que en muchos casos se alarga el doble de tiempo.

El ejemplo alemán

En Alemania la nueva tecnología ha entrado en vigor esta temporada en la Bundesliga —la equivalente a la Primera División española—, no sin generar discrepancias en cuanto a las diferentes situaciones dadas. A eso se ha unido la acusación al árbitro Hellmut Krug de haber variado una decisión del videoasistente en el partido entre el Wolfsburgo y el Schalke 04, lo que ha provocado que se amplíe a dos el número de árbitros de video. También se proyectarán en las pantallas de los diferentes estadios las jugadas polémicas para buscar más transparencia en general.

La función de los asistentes

La secuencia del VAR se inicia con la presencia de varios asistentes en una sala donde observan cada jugada polémica. Cuando aprecian alguna anomalía avisan al colegiado a través del pinganillo. También el árbitro puede consultar a los asistentes de video si tiene alguna duda a plantear.

Después de conocer el dictamen de los asistentes de video, el árbitro será el que decidirá si está de acuerdo. En caso contrario, acudirá a la banda para que le muestren la acción en una tableta para, posteriormente, tomar una decisión definitiva.

Susceptible de revisión

En lo referente al campeonato nacional español, destacar que las jugadas que son susceptibles de ser revisadas son los goles, tanto si llegan de manera ilegal o si el balón no ha traspasado la línea de gol, los penaltis, las tarjetas y la confusión de identidad a la hora de que un árbitro pueda equivocarse y mostrarle una tarjeta a un jugador equivocado.