+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Villarreal dejó el ‘buen rollo’ fuera del terreno de juego

 

Endavant Plana Baixa aportó unos 700 aficionados al encuentro. - FOTOS: MANOLO NEBOT

Cualquier método es bueno para animar a los jugadores ‘groguets’. - FOTOS: MANOLO NEBOT

21/01/2018

La fiesta en La Cerámica

Endavant Plana Baixa centró la atención antes y durante el partido contra el Levante. Las localidades de Eslida, Alfondeguilla, Suera, Aín, les Alqueries y La Llosa, que integraron este Endavant Plana Baixa, brillaron con fuerza, gracias a la iniciativa de Endavant Província. No en vano, más de 700 aficionados de estas localidades se desplazaron hasta el Estadio de la Cerámica para ver el derbi autonómico.

400 ‘granota’

La parroquia del Levante contó con una nutrida representación. Los seguidores granota llenaron cuatro autobuses, más los que se desplazaron por su cuenta, con lo que llegaron a ser alrededor de 400. Hay que recordar que el Villarreal y el Levante se llevan muy bien, no solo en lo que a las aficiones se refieren, sino también a nivel de la cúpula, como demostraron los dos presidentes, Fernando Roig y Quico Catalán en la comida de directivas.

Kiko y Planes

El entrenador tarraconense Kiko Ramírez, ex del Castellón y del Wisla Cracovia (curiosamente, el equipo polaco está de pretemporada en la provincia), presenció el encuentro en el Estadio de la Cerámica junto a su paisano Ramón Planes, director deportivo del Getafe. Los dos mantienen una excelente relación desde que coincidieran en la secretaría técnica del Rayo Vallecano.

El Wisla... y el Cluj

El Wisla estuvo también en La Cerámica, gracias a la gestión de Carlitos López, delantero alicantino que se incorporó el pasado verano al equipo polaco desde el Villarreal B. El Cluj rumano, también de concentración en tierras valencianas, multiplicó el toque internacional en el encuentro.