+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

primera división 3 LA DELANTERA ESTÁ BIEN CUBIERTA

Este Villarreal tiene mucho gol

Con la llegada de Ünal, el ataque del Submarino es uno de los más temibles del fútbol europeo

 

Los cuatro delanteros del Villarreal, de izquierda a derecha, Enes Ünal, Roberto Soldado, Nicola Sansone y Cédric Bakambu, son garantía de gol. - GABRIEL UTIEL

RAFAEL FABIÁN
30/07/2017

El equilibrio entre una buena defensa y un buen ataque es lo que permite a un equipo de fútbol conseguir buenos resultados. La pasada temporada el Villarreal fue uno de los mejores conjuntos de Europa en cuanto a goles encajados. En Liga, tan solo el Atlético mejoró los guarismos del equipo amarillo en este apartado, que concluyó el campeonato con solo 33 goles recibidos. A la hora de hablar del ataque, la posición en el ránking del Submarino era bastante inferior.

Los 56 tantos que anotó el Villarreal en Liga fueron igualados incluso por equipos como el Eibar o Valencia, que concluyó en 12ª posición. No es fácil hacer pronósticos de lo que pasará cuando comience a rodar el balón, pero viendo la delantera que tendrá a su disposición Fran Escribá en el curso 17/18 todo apunta a que los amarillos estarán ahora bastante más arriba en la tabla de goles.

El futbolista que ha llegado para reforzar la línea de ataque es Enes Ünal, la inversión más fuerte que ha realizado el club esta temporada y una de las más altas de toda su historia. El delantero llamó la atención de todo un Manchester City, que la pasada temporada le cedió al Twente holandés, en el que marcó 19 goles. Como dato, entre Adrián López, Pato y Santos Borré, los delanteros que han salido, marcaron 12 dianas en el Villarreal, siete menos que el internacional turco.

MUCHA PÓLVORA / Pero para confiar en la pólvora del Submarino no solo hay que pensar en el rendimiento de Ünal. Futbolistas como Sansone, Bakambu y Soldado prometen más de un quebradero de cabeza a las defensas rivales. Los dos últimos se vieron mermados por las lesiones la pasada campaña (el internacional congoleño disputó además la Copa África), pero en la próxima temporada esta pareja promete espectáculo. De hecho, Bakambu-Soldado anotaron 30 goles y repartieron 19 asistencias en el Villarreal entre ambos en la 2015/16.

El cuarto en discordia, y no por ello menos importante, es Nicola Sansone, un futbolista que tras la obligada adaptación al fútbol español ha vuelto de vacaciones con ganas de superar sus nada desdeñables 9 goles y 4 asistencias de la pasada campaña. El internacional italiano promete una dura competencia a sus compañeros y lo está demostrando desde el primer entrenamiento.

Dejando números al margen, otra de las virtudes que a priori tendrá la delantera del Villarreal será la complementariedad de sus elementos. Cada uno tiene diferentes características, lo que permitirá a Fran Escribá utilizar a cada uno de ellos dependiendo de cada rival o incluso momento del partido. Ünal destaca por la corpulencia que le confieren sus 1,85 metros, remate, disparo o juego de espaldas. «Me recuerda a Ibrahimovic», aseguraba recientemente Bakambu al valorar a su nuevo compañero. Cédric, por su parte, destaca por su innegable olfato goleador, velocidad y por saber estar en el momento adecuado en el sitio oportuno. Su mejor compañero de baile estos dos últimos años ha sido Soldado, un futbolista de sobradas garantías que entre otras muchas virtudes aporta garra, disciplina táctica o capacidad asociativa. Sansone ya demostró en su primer año que no anda precisamente exento de calidad, tiene un tiro de media distancia temible y es polivalente, pues puede actuar también en banda.

Son cuatro delanteros internacionales absolutos por sus respectivos países, que garantizan un enorme potencial ofensivo al Villarreal. «La competencia que habrá arriba será muy positiva para el equipo. Nos hará mejores a todos porque si alguien se duerme se quedará al lado», confirmaba Roberto Soldado al referirse a sus compañeros de ataque.