+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

DESPUÉS DE LA PANDEMIA

Vuelven los entrenamientos de grupo al fútbol

El Madrid trabaja con Hazard y Asensio, mientras que João Félix es baja en el Atlético

 

Entrenamiento del Atlético de Madrid con todos los integrantes de la plantilla. - DPA

ALEJANDRO GARCÍA
01/06/2020

El optimismo se acrecienta en torno al fútbol, ya con fecha y hora de reinicio de la competición y, desde este lunes, con todos los equipos del fútbol profesional entrenando de forma más o menos normal después de casi tres meses, al menos con todos los integrantes de la plantilla en el mismo campo y al mismo tiempo.

Por primera vez después de la pandemia se han vuelto a jugar partidillos entre compañeros, uno de ellos en el entrenamiento del Real Madrid en Valdebebas, escenario de sus partidos como local mientras siguen las obras del Santiago Bernabéu, y con la confirmación de que Hazard y Asensio, entre los participantes, están en la línea de salida con el resto para contar con minutos.

El belga y el balear aspiran a ser dos puntales en el ataque blanco y eran los dos lesionados más trascendentes con los que Zidane tenía que lidiar en el final de la temporada anterior a la pandemia. El técnico francés apenas cuenta con la ausencia del intrascendente Jovic, lesionado del tobillo durante la cuarentena, para el partido ante el Eibar con el que volverá a la Liga, además de las dudas de Mariano y Nacho. Es el punto de partida de esas 11 finales que nos quedan y ojalá podamos sumar todas las victorias hasta el final y conseguir el título de Liga, dijo Lucas Vázquez a los medios del club tras la sesión colectiva.

Simeone recupera el grupo

En el primer contacto de Simeone con ese mantra de su filosofía que es el grupo, el argentino tuvo la significativa ausencia de João Félix, el nombre que copa la actualidad rojiblanca desde el verano, de nuevo con problemas para encontrar continuidad. El portugués tiene una previsión de tres semanas de baja por un problema de rodilla, pero además es baja segura por sanción en la primera cita de la vuelta, en San Mamés ante el Athletic.

Simeone cuenta para volver a competir con Marcos Llorente, el héroe de Anfield, y los atacantes Diego Costa y Morata totalmente recuperados de las dolencias que estaban mermando su rendimiento en las últimas fechas. Con João Félix de baja y la duda de Correa, con problemas musculares, emergen nombres como Lemar o Yannick Carrasco, que habló en los medios oficiales del club: "Entrenar en casa sin motivo fue difícil, pero los motivos ahora son la Liga y la Champions. Antes no había grupo y ahora lo sentimos y el equipo está bien", indicó el belga.

Recuperados y molestias

Las buenas noticias en forma de la recuperación lesionados que se perdían el tramo decisivo de la temporada continúa según baja la clasificación. El tercer clasificado, el Sevilla de Lopetegui, ya puede contar con el mediocentro Fernando, de vuelta tras una lesión muscular que le iba a dejar fuera, entre otros partidos, del derbi sevillano con el que regresa la competición el jueves 11.

Otra recuperación tan ilustre en esta edición de la Liga como inesperada cuando se produjo (por la gravedad que implica una rotura de ligamentos de la rodilla) es la Chimmy Ávila para mantener su idilio con el gol en Osasuna. El argentino ya está entrenando en la ciudad deportiva de Tajonar, seis meses después de su lesión.

El otro lado de la moneda son las numerosas molestias musculares que están afectando a muchos jugadores en la vuelta a la actividad 80 días después, con confinamiento en casa de por medio. En el Alavés, Garitano no pudo contar en su primer entrenamiento de grupo con su delantero estrella Lucas Pérez y el Valladolid tiene a tres jugadores con trabajo específico para recuperarse.

Concentraciones olvidadas

En un tercer plano, casi olvidadas, han quedado las concentraciones que hace unas semanas preveía necesarias LaLiga para mantener bajo mínimos los riesgos de contagio entre los futbolistas. Entre la negativa pública de muchos jugadores y los escasos casos positivos que se han encontrado en las primeras tandas de test, se ha disipado la obligatoriedad de, al menos una semana como hizo la Bundesliga, concentrar a los equipos antes de la competición.

El Granada es el único equipo de Primera División que va a reclutar a sus jugadores siete días en un hotel, en Marbella, antes de que vuelva la Liga para disputar las once jornadas que restan.