+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Empleo

El 62% de los ocupados podría acogerse a la nueva ley del teletrabajo

Un informe de la Cámara de Comercio de España muestra que el ahorro en gastos personales es uno de los elementos más valorados de trabajar a distancia

 

Una mujer teletrabaja en su casa. - ANA MENESES

GABRIEL UBIETO
16/09/2020

Seis de cada 10 trabajadores en España podrían y querrían acogerse a la nueva ley de teletrabajo que ultima el Gobierno. La pandemia ha supuesto un antes y un después en el día a día de las oficinas y la extensión del trabajo a distancia cuenta con una muy elevada aceptación en el mercado laboral. La mayoría de ocupados quiere seguir teletrabajando una vez superada la etapa de emergencia, pero limando elementos que actualmente sigue pendientes. La repartición de costes en materiales entre empresa y trabajador es uno de los elementos que más valoran los encuestados de un informe presentado este miércoles por la Cámara de Comercio de España.

El estudio presentado este miércoles constata que tres de cada cuatro trabajadores encuestados considera que puede desarrollar toda o parte de su actividad a distancia. Y, entre estos, el 84% afirma que le gustaría trabajar entre dos y tres días a la semana desde fuera de la oficina. El cruce de estas dos magnitudes revela que el 62% de los ocupados podría y querría acogerse a la nueva regulación del trabajo a distancia que está ultimando el Ministerio de Trabajo. Pues según el último borrador que manejan las partes, todas aquellas personas que operen a distancia dos o más días a la semana podrían acogerse a la nueva normativa.

El sentir más común entre los trabajadores que recoge la encuesta apoyada desde la Cámara de Comercio de España es que estos quieren volver a la oficina, pero no del mismo modo que antes y compaginándolo con el trabajo a distancia. Los principales motivos que aducen son el reducir los tiempos de desplazamiento de casa al trabajo y del trabajo a casa y el ahorrar gastos personales. Ese afán de teletrabajo no muestra una diferencia significativa entre hombres y mujeres, y solo los trabajadores de más de 55 años expresan una menor voluntad de incorporar esta modalidad en su día a día.

Una de las principales novedades que introduce la nueva ley del trabajo a distancia que ultima el Gobierno es la obligación de las empresas de costear parte de los gastos operativos del mismo. Este es un elemento sobre el que los trabajadores destacan especiales dificultades para implicar a las empresas. Cuatro de cada 10 encuestados considera que la empresa debería mejorar los medios puestos a disposición del trabajador. Este es un factor clave de la nueva legislación y del que precisa de consenso entre plantilla y dirección, pues la definición de las compensaciones está contemplada en el último borrador dentro de la negociación colectiva.