+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CAMBIOS EN EL MUNDO ECONÓMICO

Apple supera los 800.000 millones de dólares de capitalización

La bolsa certifica la transformación económica mundial con la supremacía de las firmas tecnológicas. En 1992 el ránking lo lideraba una petrolera, seguida por una firma de distribución y un conglomerado industrial

 

Unos trabajadores preparan la nueva tienda de Applen en Hangzhou (China), el pasado enero. - CHANCE CHAN / REUTERS

EDUARDO LÓPEZ ALONSO
09/05/2017

Las acciones de Apple han alcanzado esta semana los 153 dólares en el Nasdaq, el índice tecnológico de referencia de Wall Street. Sin ser cota psicológica supone un nuevo récord para la compañía fundada por Steve Jobs y consolidar su posición como la firma más valiosa del mundo. El ránking de capitalización bursátil muestra claramente la transformación económica mundial desde principios de los años 90. En 1992, la compañía más importante del mundo según este indicador era la petrolera Exxon Mobil, seguida por la firma de distribución Wal Mart y por la industrial diversificada General Electric. En el 2003, era General Eléctric la que lideraba esa clasificación y Microsoft la que se había colado en segunda posición delante de Exxon Mobil. En la actualidad, las tres primeras firmas mundiales por su valor en bolsa son tecnológicas, Apple, Alphabet (Google) y Microsoft.

Una década después del lanzamiento del iPhone, el producto estrella de la firma de la manzana, Apple supera los 800.000 millones de dólares (731.738 millones de euros) de capitalización bursátil, lo que le otorga el título honorífico de mayor cotizada del mundo. En concreto, desde que Steve Jobs anunció el iPhone en la Macworld Conference & Expo de 2007, el precio de la acción de Apple se ha revalorizado un 1.058%, o lo que es lo mismo, la compañía vale casi 12 veces más que entonces.

En el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, Apple registró una facturación de 52.896 millones de dólares (48.392 millones de euros), el 4,6% más que un año antes, mientras que el beneficio neto de la firma de la manzana avanzó el 4,9%, hasta 11.029 millones de dólares (10.090 millones de euros). Al margen de esos resultados, lo que más llama la atención de Apple es su situación de caja. Dispone en la actualidad del orden de 250.000 millones de euros en efectivo y cualquier objetivo está a su alcance.

Todos los analistas han situado a Tesla o al coche eléctrico como la inversión más rentable para Apple, en unos momentos en los que la multinacional debe afrontar, al margen de sus problemas de repatriación fiscal de beneficios, un proceso de diversificación creciente ante la amenaza que supone ceñirse al mercado tecnológico.

Apple anunció recientemente que afrontará un proceso de compra de autocartera de acciones, lo que supondrá una revalorización de sus títulos. Apple ya paga 12.000 millones al año a los accionistas en forma de dividendos. En los mentideros cualquier compañía con elevada generación de beneficios y alto crecimiento puede estar en los planes de Apple. En las quinielas figuran habitualmente Netflix, Spotify, firmas del sector de videojuego, etc). Las operadoras de telecomunicaciones parecen haber pasado a la historia y China está en los planes de cualquier gigante tecnológico con pretensiones.