+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

AUTOMOCIÓN

La automoción europea perderá 110.000 millones en caso de un Brexit sin acuerdo

La asociación europa de fabricantes, ACEA, estima que un Brexit sin acuerdo supondría un recorte de producción de tres millones de coches en cinco años. La industria automovilística da trabajo a 14,6 millones de europeos y británicos y produce el 20% de los vehículos fabricados en todo el mundo

 

Trabajadores en la línea de montaje de la fábrica de Seat. - NURIA PUENTES

ÀLEX SOLER
14/09/2020

El temor sobre un posible Brexit sin acuerdo comercial entre el Reino Unido y Europa crece a medida que se acerca la fecha límite para firmarlo: el 31 de diciembre. Quedan 15 semanas para evitar que una relación que ha durado 47 años termine de la peor forma posible. Para muchos sectores, una salida sin acuerdo supondría una catástrofe, entre ellos el de la automoción. Según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), escudada por 23 asociaciones del sector de varios países, no alcanzar un acuerdo sería "un desastre".

Según un comunicado firmado por ACEA y las citadas 23 asociaciones, entre ellas Sernauto, la Asociación Española de Proveedores de Automoción, las industrias automovilísticas del Reino Unido y Europa se enfrentan a pérdidas potenciales de hasta 110.000 millones de euros durante los próximos años si finalmente no hay acuerdo comercial. ACEA recuerda que este escenario pondría en peligro muchos de los 14,6 millones de trabajadores del sector del automóvil de ambas partes.
 
Una catástrofe tras el coronavirus

Antes del coronavirus, las industrias automovilísticas de Europa y el Reino Unido tenían previsto producir alrededor de 18,5 millones de unidades. No obstante, por culpa de la pandemia ya se han perdido 3,6 millones de unidades, una cifra que representa unos 100.000 millones de euros perdidos a raíz del virus.

ACEA recuerda que, si no hay acuerdo, el sector operará bajo la normativa no preferencial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que impondrá aranceles del 22% en camiones y furgonetas y del 10% en vehículos, así como otros porcentajes sobre los productos de los proveedores. En ese sentido, tras un año 2020 negro a causa del Covid-19, un Brexit 'duro' supondrá otro recorte de más de tres millones de unidades durante los próximos cinco años, con pérdidas de hasta 52.800 millones de euros para la industria británica y de hasta 57.700 millones para la europea, con el consiguiente impacto, no detallado, en las firmas proveedoras.

La asociación europea insiste en que este hecho "dañaría seriamente los ingresos de uno de los sectores más valiosos de Europa", una industria que da trabajo a uno de cada 15 europeos, produce el 20% de los vehículos fabricados en el mundo e invierte más de 60.000 millones de euros al año en innovación.

Sin aranceles y con normativas parecidas

Recuperando las directrices que dictó el pasado mes de abril, ACEA expone que el acuerdo debería incluir, en materia automovilística, cero aranceles, normativas laborales parecidas, requisitos aduaneros simplificados y la eliminación de barreras técnicas al comercio. Ya entonces, la asociación pidió que se tuviera en "especial consideración" la producción de baterías y vehículos eléctricos en Europa y el Reino Unido.

Cada año, tres millones de coches cruzan el Canal de la Mancha en dirección a Europa o el Reino Unido, así como un gran número de componentes procedentes de empresas de ambos lados. La industria depende fuertemente de la fluidez de este camino y es por eso que ACEA reitera que "es crítico para el éxito de la industria europea alcanzar un acuerdo comercial ambicioso con puntos específicos sobre la automoción". "De lo contrario", advierte Eric-Marc Huitema, director general de ACEA, "nuestro sector, que se está recuperando de la crisis del Covid-19, recibirá otro fuerte impacto".