+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EVOLUCIÓN DE LOS INDICADORES

El barril OPEP toca su mínimo anual al cotizar a 49,81 dólares

El alza de las reservas en EEUU desata la desconfianza entre los países productores de petróleo y amenaza con desactivar los efectos de la rebaja de la producción

 

Pozos de petróleo en Culver City, California, el viernes. -

EL PERIÓDICO
13/03/2017

El barril de referencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se depreció el pasado viernes hasta los 49,81 dólares, el valor más bajo en lo que va de año, informó este lunes en Viena el grupo energético. Con ese precio, el barril OPEP se desplomó casi un 2% respecto de la sesión anterior y marcó el valor más bajo desde el pasado 1 de diciembre. Es la primera vez desde esa fecha que el crudo OPEP pierde la barrera de los 50 dólares por barril.

El precio del crudo OPEP sumó así su tercera caída consecutiva, en las que acumula ya una pérdida del 7%. Otros crudos de referencia internacional, como el Brent europeo y el Texas estadounidense, sufrieron también pérdidas el viernes, ante las noticias de que las reservas de Estados Unidos están en niveles históricamente altos para esta época del año.

Ese escenario ha avivado los temores de que los recortes pactados por la OPEP y otros grandes productores no sean suficientes para reducir el nivel de oferta global. La evolución de los precios internacionales del petróleo muestra la desconfianza que el Gobierno de Donald Trump causa entre los socios productores.


AUMENTO DE LOS INVENTARIOS

El detonante del desplome de los precios fue la semana pasada el dato de inventarios de crudo en EEUU. La reservas no paran de aumentar y para colmo se anuncian nuevos yacimientos en Alaska. El incremento de 8,2 millones de barriles cuadruplicó las previsiones de los analistas, y pulveriza los anteriores máximos históricos al totalizar 528,4 millones de barriles.

Los inversores, especialmente los fondos de inversión que operan con futuros, son los primeros en desconfiar y empiezan a ver que será difícil que los precios se revalorizan al nivel de lo previsto a finales del pasado año. La retirada de las posiciones alcistas puede suponer la entrada en un círculo pernicioso que los países productores serán reacios a romper.

Las dudas sobre el grado de cumplimiento de los recortes entre los países no pertenecientes a la OPEP tenderán a recrudecerse si sigue la bajada de precios. Kuwait cifraba la semana pasada el nivel de cumplimiento al cierre de febrero en el entorno del 60%. Recientemente Rusia, el mayor afectado por estos recortes, reconocía que hasta el mes de abril no se ajustaría a las cuotas de producción pactadas con la OPEP.