+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

sector financiero

CaixaBank coloca 1.250 millones de deuda con una demanda de 4.000 millones

El banco logra reducir el interés de sus bonos senior no preferentes hasta el 1,375%

 

CaixaBank coloca 1.250 millones de deuda con una demanda de 4.000 millones -

El Periódico
11/06/2019

CaixaBank ha emitido este martes 1.250 millones de euros en deuda senior no preferente en su tercera colocación de bonos de deuda del año. La demanda ha superado los 4.000 millones, lo que ha permitido al banco rebajar el tipo de interés de los 175 puntos básicos sobre el índice midswap que había anunciado inicialmente hasta los 145 puntos básicos, con lo que el cupón ha quedado fijado en el 1,375%.

Se trata de la cuarta emisión que hace el banco de este tipo de deuda desde el 2017 y la primera con vencimiento a siete años, lo que permite alargar el perfil de vencimientos, y además reducir el coste. En la emisión que realizó en enero, colocó 1.000 millones a cinco años a un precio de 225 puntos básicos sobre el midswap.

Los inversores institucionales a los que se han adjudicado los bonos han superado los 170 y ha habido una elevado participación de inversores extranjeros, que representaron alrededor del 85% de la demanda, con el 89% de la emisión colocada entre fondos de inversión y soberanos y compañías de seguros.

Cumplir los requerimientos

Esta nueva emisión, ha asegurado el banco en un nota, refuerza la posición de la entidad de cara al cumplimiento del requerimientos del MREL (pasivos para cubrir pérdidas en caso de resolución) previsto para el 1 de enero del 2021 y refleja la intención de la entidad de seguir construyendo un colchón de deuda subordinada que aumente la protección de acreedores senior (los que no soportan pérdidas en caso de problemas) y depositantes.

La deuda senior no preferente tiene un orden de prelación inferior en caso de resolución o concurso al resto de créditos ordinarios, pero superior a la deuda subordinada y ha sido diseñada por los reguladores para incrementar la solvencia de los bancos y garantizar la existencia de mayores pasivos que absorban pérdidas en caso de resolución de la entidad.

Esta emisión incrementa los activos líquidos de alta calidad del grupo CaixaBank, que a 31 de marzo alcanzaban los 64.000 millones de euros, con un Liquidity Coverage Ratio (LCR) del 198%, muy por encima del mínimo requerido del 100% para 2019. Los bancos colocadores de esta emisión han sido Barclays, BNP Paribas, CaixaBank, Credit Suisse y Morgan Stanley.