+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

reactivación

Calviño defiende que unos países europeos no deben salir de la crisis más endeudados que otros

La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos defiende un fondo europeo de reconstrucción de financiación conjunta

 

La ministra de Asuntos Económicos Nadia Calviño. - MONCLOA / EFE

EL PERIÓDICO
11/05/2020

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha defendido que todos los europeos van en el mismo barco en esta crisis, por lo que considera que el resultado de la misma no debería ser que unos países acaben estando más endeudados que otros, sino que debe existir una respuesta común para la reconstrucción económica que se financie de manera conjunta. "Nosotros defendemos que debe existir un fondo europeo de reconstrucción que debería financiarse conjuntamente. No pensamos que el resultado de esta crisis deba ser que unos países acaben estando más endeudados que otros", ha indicado Calviño en una entrevista con la agencia Bloomberg, recogida por Europa Press.

En este sentido, la vicepresidenta tercera del Gobierno ha subrayado la importancia de garantizar que se produce una fuerte recuperación de la economía y que esta beneficia al conjunto de ciudadanos europeos. "Vamos todos en el mismo barco", ha afirmado la española, para quien va en el interés común que todos los países salgan de la crisis lo más pronto posible.

En el caso de España, Calviño ha señalado que, gracias a las medidas de confinamiento muy estrictas adoptadas, se está viendo una mejoría en los indicadores sanitarios, lo que muestra que España va en la senda correcta y el Gobierno confía en que la recuperación comenzará con rapidez en la segunda parte del año, a pesar de que, obviamente, la economía va a sufrir enormemente en el 2020. "Tendremos un fuerte rebote en el 2021. Esa es nuestra predicción y la de las instituciones nacionales e internacionales", ha recordado.

La vicepresidenta tercera del Gobierno ha expresado el apoyo español a las tres nuevas herramientas de financiación acordadas a nivel europeo (MEDE, SURE, BEI), aunque ha subrayado que España no las necesita, ya que puede financiarse en los mercados con condiciones muy ventajosas. "Por el momento las condiciones de nuestro país son muy favorables, nos hemos financiado a tipos negativos en las ultimas subastas. No tenemos ningún problema en acudir a los mercados", ha afirmado Calviño, para quien "es my bueno" que haya una red de seguridad para los ciudadanos, para las empresas y los gobiernos a nivel europeo que proporcione un elemento adicional de refuerzo para abordar esta pandemia. Calviño ha destacado que el sector del transporte aéreo de pasajeros ha sido uno de los más afectados por la pandemia, las medidas de confinamiento y las restricciones a los viajes en todo el mundo, lo que ha llevado a los distintos gobiernos a tratar de proporcionar diferentes vías de ayuda, sobre lo que la Comisión Europea está prestando mucha atención para garantizar que no se vulneran las normas de competencia.

"Nosotros somos firmes partidarios de una respuesta europea, todas estas aerolíneas son compañías europeas y por eso defendemos un campo igualitario en el que las distintas alternativas de apoyo proporcionen una financiación similar y un nivel similar de credibilidad para no acabar generando problemas de competencia", ha señalado la española.

En este sentido, la vicepresidenta tercera del Gobierno ha destacado la actuación española en apoyo de las aerolíneas del país mediante la emisión de avales públicos y las diferentes líneas de crédito establecidas. "Seguiremos esta línea de apoyo a las aerolíneas para que puedan encajar el duro golpe de la pandemia", ha indicado. Calviño ha destacado que, sin prejuzgar algunos de los acuerdos que están llevándose a cabo en otros países, "la Comisión Europea está prestando mucha atención para garantizar que no se vulneran las normas de competencia y que no se desnivela el terreno de juego por la diferente capacidad de los gobiernos de prestar ayuda a las compañías".