+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

En 2020

Los fondos privados cuentan con 5.000 millones para invertir en empresas españolas

Entre los retos, la patronal cree que hay seguir haciendo de España un país atractivo para los inversores, con certidumbres en los requisitos para la inversión extranjera

 

Interior de la bolsa. - SERGIO BARRENECHEA (EFE)

24/01/2021

Las gestoras privadas españolas disponen de unos 5.000 millones de euros para invertir en empresas españolas este año, tras un levantamiento de nuevos fondos de 'private equity' y 'venture capital' un 6% mayor en 2020 que en el año precedente, con más de 2.026 millones captados por parte de entidades nacionales. A este capital disponible, conocido como 'dry powder', se suman los recursos de inversión que aportarán organismos públicos, como Axis, la sociedad de capital riesgo del grupo ICO, y otros de comunidades autónomas, así como la inversión por parte de entidades internacionales, con gran interés por el país.

A pesar de las incertidumbre y un escenario de crisis económica tras la crisis sanitaria y social del Covid-19, los inversores han mantenido la confianza en las gestoras españolas para levantar nuevos fondos. Los altos niveles de liquidez del mercado, los bajos tipos de interés, una rentabilidad atractiva del capital privado frente a otros activos como la renta fija, y el compromiso de los programas de fondos públicos han sido algunos de los factores determinantes, según Ascri.

"Con unos 5.000 millones preparados para invertir, este año se presenta bastante bien. Habrá más operaciones y más volumen invertido que en 2020", vaticinó el presidente de la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión, Aquilino Peña, en la presentación del informe sobre la actividad del capital privado en España en 2020. La inversión cayó un 35% en el último año, hasta los 5.561 millones de euros, tras dos años consecutivos de máximos. Sin embargo, creció un 1% el número de operaciones, hasta un récord de 765 inversiones, la mayoría en 'venture capital'.

El interés en los vehículos de capital riesgo nacionales se mantiene de cara a este año, con más de 700 millones de euros levantados por segundo año consecutivo. No obstante, el tamaño de los fondos sigue siendo pequeño frente al de los internacionales.

Para este año se prevé que entre las gestoras más activas en 'venture capital' destaquen Nauta Capital, JME Venture Capital, Samaipata Ventures, Kibo Ventures, Seaya Ventures, Inveready, Ysios Capital Partners y Seed Rocket 4Founders, que lograron cerrar nuevos fondos en el convulso 2020. Del lado del 'private equity', serán protagonistas entre otros, los nuevos fondos de las gestoras GPF Capital, MCH PE Investment, PHI Industrial, Suma Capital, Oquendo Capital y Queka Real Partners.

"Efecto tractor" del apoyo público

Entre las iniciativas de colaboración público-privadas más interesantes del panorama del capital privado destaca el programa Fond-ICO Global, promovido por el Instituto de Crédito Oficial, que en 2020 adelantó su decimotercera convocatoria, resuelta a finales de diciembre. El programa cuenta con 329 millones de inversión aprobados, que se invierten en 15 fondos y lograrán movilizar un mínimo de 1.224 millones de euros por el "efecto tractor", para la financiación a empresas españolas innovadoras y de base tecnológica que apoyen el proceso de transformación de la economía.

Entre los principales retos del sector para este nuevo año, la patronal cree que hay seguir haciendo de España un país atractivo para los inversores, con certidumbres en los requisitos para la inversión extranjera. En el último año, la inversión internacional aportó tres de cada cuatro euros invertidos en España. De hecho, en 2020, los fondos internacionales de 'venture capital' y 'private equity' incrementaron un 30% sus operaciones en España, con un máximo de 178 inversores. No obstante, el volumen invertido se redujo un 37% respecto a 2019, con una inversión de 4.200 millones de euros.

Para el vicepresidente de Ascri, Oriol Pinya, estas cifras "tremendamente positivas" se explican porque "antes, incluir a España en una cartera de inversión diversificada para los inversores internacionales era 'nice to have' (recomendable) y ahora se ha convertido en 'must have' (obligatorio)".

Continúa el blindaje del Gobierno

Hay que tener en cuenta que hasta el próximo mes de junio continuará el 'blindaje' del Gobierno a las empresas españolas frente a la inversión extranjera en los sectores estratégicos, dictado con el estallido de la pandemia. A pesar de la vaguedad de la norma, la patronal considera que las autorizaciones están funcionando "francamente bien". De cada 100 inversiones planteadas, se estudiaron unas diez y todas recibieron el visto bueno del Gobierno en plazos razonables, como una semana, según el director de Ascri, José Zudaire.