+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Turismo

Los gigantes del turismo urgen un rescate de 5.316 millones para las pymes

Exceltur pide dar prioridad al sector en la vacunación para salvar el verano y ertes durante todo el año. Las empresas retrasan al año 2023 la recuperación del sector tras el mal comienzo del año

 

Zona de hamacas en una playa de Benidorm prácticamente vacía. - EFE

SARA LEDO
20/01/2021

El turismo se desangra. Después de un 2020 para olvidar, 2021 comienza de la peor de las maneras con una previsión de caída de facturación de las empresas turísticas cercana al 80% en el primer trimestre ante las restricciones de movilidad en España y otros países, según el lobi turístico Exceltur que integra a grandes empresas de toda la cadena de valor como Meliá, Iberia, Renfe o Mastercard. Estos gigantes urgen al Gobierno acelerar la vacunación y priorizar a los empleados del sector, para dar confianza a los turistas; mantener los ertes durante todo el año; así como un plan de rescate económico con ayudas directas institucionales de 5.316 millones de euros a fondo perdido, para evitar la desaparición de "miles" de pequeñas y medianas empresas del sector.

"La gran esperanza es que si las vacunas se agilizan al máximo pudieran dar paso a que a final del segundo trimestre pudiera repuntar una cierta demanda española y en el tercer trimestre una más internacional", ha explicado el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda. Si esto fuera así, la actividad económica del turismo alcanzaría un valor de 96.369 millones de euros al cierre de año, un 37,6% inferior a la generada en 2019 cuando se situó en los 154.487 millones de euros y 48.800 millones más que en 2020 cuando cayó en 106.000 millones de euros. Es decir, el PIB turístico se elevaría del 4,2% de 2020 al 8,9% en 2021, más de tres puntos por debajo de 2019.

Para ello, España debería acelerar la vacunación, pues el objetivo del Gobierno, a priori, es alcanzar la inmunidad de grupo (70% de la sociedad vacunada) a finales de verano. En ese caso, estas previsiones de Exceltur "podrían irse al traste". "Sería deseable que un grupo de dos millones de empleados turísticos fuera vacunado después de las personas de riesgo", ha explicado Zoreda, dejando claro que eso no implica establecer "agravios comparativos" entre empresas. No obstante, el tiempo juega en contra, pues según ha precisado el vicepresidente del lobi "si en junio queremos tener demanda extranjera, como tarde a finales de abril principios de mayo deberíamos estar vacunados, nos quedan tres meses".

Esta vacunación acelerada serviría para tratar de movilizar la demanda y dar confianza, aunque también depende de cómo avanza la vacunación fuera de nuestras fronteras. En cualquier caso, deberá ir acompañada de "oxígeno financiero" para las "decenas de miles" de pequeñas y medianas empresas que después de estar paradas durante el año 2020, han comenzado 2021 en una situación similar. El lobi reclama un rescate de 5.316 millones de euros a fondo perdido durante seis meses (2.008 millones para el segmento de alojamiento turístico, 1.498 millones para la restauración, 1.020 millones para el ocio turístico y 790 millones de euros para agencias de viajes, 'rent a car' y transporte discrecional por carretera) para "cubrir un porcentaje de los costes de las empresas turísticas afectadas por nuevas caídas en ventas".

Tras impulsar la demanda y asegurar la viabilidad empresarial, el tercer punto para que las empresas sobrevivan es garantizar el empleo, a juicio de Exceltur. El turismo concentra el 85% de la caída interanual de afiliados en 2020 y el 56% de los afectado por erte. El sector cerró 2020 con 728.000 empleos menos en diciembre 435.000 en ertes y 293.000 personas que se han quedado sin trabajo--. Por ello, el lobi reclama extender los ertes durante todo el año 2021 para ir hacia un formato de "ertes estructurales" que garantice el mantenimiento del empleo.

Con este panorama y frente al discurso esperanzado del lobi, la mayoría de empresarios turísticos retrasan la recuperación al año 2022 o incluso al 2023, en vez de en el 2021 como habían previsto. "Prima esa lectura de incertidumbre y el deseo de que la vacuna y la inmunidad de rebaño, no solo en España sino a nivel internacional tenga visos de ser potente a comienzo de verano, sino estas previsiones tienen una difícil consecución", ha lamentado Zoreda.